Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, rechazó que exista una persecución política en contra del presidente de la Comisión Reguladora de Energía, Guillermo García Alcocer, quien alertó ayer de esta posibilidad al ser investigado por el gobierno federal por posibles conflictos de interés en el sector energético del que es regulador.

El presidente sostuvo que las investigaciones sobre García Alcocer ya habían comenzado previo a que el regulador criticara la escasa formación especializada en temas de energía de los candidatos de López Obrador para ocupar los cargos de comisionado en la CRE.

“Ya teníamos (la investigación) y él lo sabía... las pruebas de que hay conflicto de interés. Antes de que él criticara las ternas, yo puedo probar que ya se tenía la investigación; incluso puedo hasta pensar que él criticó las ternas porque ya sabía que había una investigación”, aseguró el presidente López Obrador.

AMLO también dejó abierta la posibilidad de reunirse con el presidente de la CRE para mantener una conversación sobre las investigaciones como García Alcocer lo había solicitado este lunes, pues es un derecho de audiencia que le asiste al funcionario como a cualquier ciudadano. López Obrador sólo aclaró que tal reunión se realizará cuando su agenda lo permita.

Ayer, López Obrador afirmó que los órganos autónomos han constituido “una farsa” y por tanto es necesario “purificarlos” e inmediatamente después informó sobre las investigaciones contra el presidente de la Comisión Reguladora de Energía.

En respuesta, Guillermo García Alcocer solicitó una audiencia con el presidente y estimó los hechos como un uso de las instituciones del Estado para perseguir funcionarios con fines políticos.

“Le pido una audiencia al presidente López Obrador. Señor presidente, los órganos autónomos no somos enemigos de su proyecto de nación. A título personal, le digo: ambos somos padres de familia, ambos somos funcionarios honestos y ambos tenemos el mismo objetivo, que a México le vaya muy bien”, dijo Guillermo García Alcocer.

“Quiero manifestar mi preocupación de que se esté usando a las instituciones del gobierno con fines políticos, dado que los señalamientos en mi contra se hicieron a partir de que se hicieron públicas mis observaciones a los perfiles de las ternas a comisionados de la CRE”, añadió el presidente de la de la Comisión Reguladora de Energía.

La Secretaria de la Función Pública y la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público revelaron ayer por la mañana eventos que pudieran considerarse como posibles conflictos de interés en los que habría incurrido Guillermo García Alcocer.

Según esas entidades, habría un conflicto de interés del presidente de la CRE con al menos cuatro empresas en donde participaría uno de sus familiares.

La SFP informó sobre dos puntos del posible conflicto de interés de García Alcocer. Primero, aceptó que el titular de la CRE ya había reconocido que el hermano de su cónyuge, Mario Barreido Castellanos, trabajaba desde 2015 en la empresa de energía Vestas.

La dependencia también dijo que Santiago García Castellanos, primo-hermano de sus cónyuge, es director de Santa Fe Gas Natural, subsidiaria de la permisionaria Fermaca, que logró un permiso de la CRE el 10 de marzo de 2016, de ahí los posibles conflictos de interés.

García Alcocer dijo que en lo que respecta a las actividades que se imputaron a su cuñado, Mario Barreiro, aseguró que tanto su labor en la empresa fabricante eólica Vestas como la participación de una firma del mismo grupo económico que ganó la adjudicación del campo petrolero Soledad son actividades no reguladas por la CRE, además de que son hechos que aún no ocurrían cuando García Alcocer trabajaba en la Secretaría de Energía

Sobre la dirección que su primo político tiene en una filial de la transportista de gas natural Fermaca, aseguró que sólo en una ocasión se ha discutido un tema, de una participación cruzada para un permiso de comercialización de la empresa, audiencia en la que él se excusó de votar en septiembre de 2016.

Sobre el otorgamiento de permisos a esta empresa, así como a la que se mencionó que también cuenta con un permiso pero en la que no tiene interferencia su pariente ya que aunque pertenece al mismo grupo tiene estructura corporativa diferente, recordó que la CRE está legalmente obligada a otorgar permisos a quien los solicite y cumpla con los requisitos, “como su fueran pasaportes”, es decir, no se otorgan especialmente.