La Presidencia de la República, a través de la Secretaría de la Función Pública (SFP) y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, dio a conocer este lunes un expediente de posible conflicto de interés por parte del titular de la Comisión Reguladora de Energía, Guillermo García Alcocer.

Cabe destacar que el pasado viernes, el propio Guillermo García Alcocer reconoció que el hermano de su esposa, Mario Barreiro Castellanos (quien hasta 2011 fue asesor del Abogado General de Pemex), y el primo de su esposa, Santiago García Castellanos, trabajan para dos empresas de energía eólica y de gas natural.

Durante la conferencia de esta mañana en Palacio Nacional se presentó el expediente elaborado por la SFP y la UIF, que señala a Mario Barreiro Castellanos de ser representante legal de tres empresas relacionadas con hidrocarburos, y una de las cuales (fabricante danesa de tecnología eólica Vestas) ganó en 2003 una licitación de Pemex sobre la explotación de ductos en la cuenca costera de Chicontepec, Veracruz.

Posible lavado de dinero

La SFP y la UIF detectaron una operación regular de Mario Barreiro Castellanos para trasladarse en 11 ocasiones —entre 2015 y 2018— a Guatemala y El Salvador para transferir desde ahí recursos a cuentas bancarias en otros países, a fin de no dejar rastro del dinero en México.  

“Existe una tipología, en la cual los sujetos se trasladan a países como el Salvador y/o Guatemala, para realizar las transferencias internacionales a otros países, con finalidad de no dejar registro en México. Los dólares son trasladados por la frontera sur del país, ya que se contratan personas para llevar los recursos a Centroamérica vía terrestre, con la finalidad de evitar que el dinero sea rastreado”, menciona.

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto Castillo, dijo que en el periodo de febrero 2014 a diciembre 2018, el cuñado del titular de la CRE envió transferencias internacionales por 47 millones 836,650 pesos y 148 millones 547,821 dólares, principalmente a cuentas bancarias de Reino Unido; México y Estados Unidos, situación que podría significar la posible comisión del delito de lavado de dinero.

En el caso de Santiago García Castellanos, quien de acuerdo con el propio Guillermo García Alcocer, es CEO de la empresa Santa Fe Gas Natural, filial de Fermaca, el expediente elaborado por la SFP lo relacionó con otras empresas, una de las cuales “compra, vende y administra las nominaciones y logística del gas natural e hidrocarburos en EU y México”.

El expediente mencionó que dicha persona, en el periodo de 2016 y 2017, obtuvo ingresos de una empresa por sueldos y salarios 9 millones 834,450 pesos.

El expediente de la SFP sugiere que en el caso del titular de la CRE, Guillermo García Alcocer, recibió recursos de dicha empresas, pues entre 2013 al 2017 declaró ingresos adicionales a los cargos que ocupó tanto en la Secretaría de Energía como ahora al frente de la Comisión Reguladora de Energía.

Investigan a García Alcocer; podría llegar a inhabilitación  

La secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, afirmó que si bien García Alcocer afirma que no hay conflicto de interés por esta situación, la SFP detectó el permiso G-2015-7/TRA/2017  para transporte de gas natural otorgado a la empresa Fermaca, con fecha del 15 de junio del 2017, cuando García Alcocer ya era presidente de la CRE.

Aseveró que el funcionario no declaró esta situación en su declaración de posible conflicto de interés, por lo que la SFP abrió una investigación que podría concluir en la inhabilitación del funcionario.

“Este permiso que él mismo como presidente de la institución pudo haber gestionado o auspiciado, no fue informado en su momento y no es menor mencionar que tras revisar la Ley General de Responsabilidades Administrativas, la Secretaría de la Función Pública ha observado una serie de deficiencias en la regulación relativa a la información que el funcionario ha hecho pública, y por lo tanto de oficio se ha iniciado una investigación a través de la Unidad de Ética y Prevención de Conflicto de interés, para al mismo tiempo ir localizando si este permiso para transporte de gas natural que no fue reportado por el presidente de la CRE es el único o si existen algunos otros actos o intervenciones en donde evidentemente el interés personal, familiar o de negocios pudo haber estado involucrado”, dijo.

Sandoval sostuvo que si bien García Alcocer dijo que no tiene conflicto de interés, “nosotros hemos observado que en términos de lo dispuesto en la Ley General de Responsabilidades Administrativas, el conflicto de interés consiste no sólo a la posible afectación de la objetividad, imparcialidad del servidor público en razón de intereses personales familiares o de negocios, sino también en los conflictos de interés potenciales, que pueden resultar sancionables cuando los conflictos de interés se ponen en actividad”.

Piden separación de García Alcocer

La secretaria Irma Eréndida Sandoval afirmó que sería “bueno” que el titular de la Comisión Reguladora de Energía solicitara licencia al cargo.

“Nosotros consideramos que sería bueno, evidentemente la ley como está hoy todavía le permite estar ahí, pero estamos caminando y eso tenemos que dejarlo muy claro”, aseveró.

El Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que García “no debería estar ahí”, no porque haya criticado sus decisiones, sino por las relaciones familiares incompatibles con el cargo. 

“No debería de estar ahí, y no es porque nos cuestionó, no, es más profundo el asunto, es que se engañó al pueblo de México haciendo creer que se necesitaban instancias autónomas de expertos independientes, porque el gobierno no podía atender los asuntos relacionados con la Comisión Federal de Electricidad y con Pemex”, aseveró.

[email protected]