Ante el aumento notable del papel de las Fuerzas Armadas en las tareas de seguridad y políticas públicas nacionales, es fundamental revertir las tendencias históricas de opacidad al interior de estos organismos, con el fin de evitar un mayor abuso de poder y violaciones a los derechos humanos de los civiles, llamaron defensores y expertos en la materia.

Durante el foro “Fuerzas Armadas: Transparencia y Opacidad”, en la cual participaron integrantes de organizaciones sociales como WOLA y Artículo 19, se resaltó que actualmente las Fuerzas Armadas muestran un fuerte rechazo a transparentar la información sobre sus labores y acciones en materia de seguridad y políticas sociales, información que hasta ahora sólo se puede conseguir a través de las solicitudes de información o por otras dependencias como la CNDH o la Auditoría Superior de la Federación.

Sin embargo, también se advirtieron sobre prácticas preocupantes que actualmente las Fuerzas Armadas han puesto en marcha, como lo son el rechazo a otorgar información que antes estaba disponible o incluso la declaración de inexistencia, pese a que se muestran elementos de que esa información ya había sido brindada en el pasado. 

“Hoy lamentablemente no ha llegado la transformación en una estrategia de seguridad, y por el contrario estamos ante un despliegue de una dimensión y naturaleza inédita de fuerzas militares en tarea de seguridad”, destacó Stephanie Brewer, de WOLA.

Por su parte, Carlos Dorantes, de Artículo 19 señaló que ante las dificultades para lograr obtener información sobre las tareas o acciones de las Fuerzas Armadas, más allá de los recursos presupuestarios que se le entregan, ha sido necesario acudir a otras instituciones para contrastar la información, por ejemplo, en casos de violaciones a derechos humanos, con la CNDH.

Añadió que es importante diferenciar los tipos de transparencias a los que se deben enfrentar los militares y marinos, ya que mientras que está la transparencia reactiva, que es aquella que se da por medio de una solicitud de información, también está la transparencia activa, que son las obligaciones de transparencia que tienen que hacer disponibles las dependencias.

maritza.perez@eleconomista.mx