Fuerzas federales detuvieron en el DF a Juan Omar Borbolla Figueroa, presunto líder del cártel del los Zetas del estado de Sonora, en compañía de cuatro individuos que fungían como su escolta personal.

Mediante un comunicado conjunto se informó que el operativo que permitió la captura de Borbolla Figueroa, fue coordinado por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y contó con el apoyo de la Policía Federal (PF) y la Procuraduría General de la República (PGR).

Derivado de la violencia que ejercía contra integrantes de grupos antagónicos, fue designado como representante de los Zetas en Sonora, por lo que se presume que es uno de los responsables del alto índice de violencia en Ciudad Obregón y Hermosillo.

Se ocultaba en el Distrito Federal, debido a que grupos antagónicos pretendían privarlo de la vida dada la pugna por el control de las actividades ilícitas en Sonora.

Desde la capital, dirigía las actividades de secuestro, extorsión, venta de drogas y ajustes de cuentas, así como negociaciones con otras organizaciones y promovía la apertura de nuevas rutas para el trasiego de droga.

Juan Omar Borbolla Figueroa también reclutaba sicarios para reforzar su estructura operativa en Sonora y pretendía trasladarse hasta ahí para iniciar agresiones contra grupos enemigos en Ciudad Obregón, Hermosillo y Nogales.

Durante su detención se le encontró en posesión de tres armas largas, cuatro cortas y dos vehículos.

Fue puesto a disposición del Agente del Ministerio Público Federal adscrito a la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Contra la Salud (UEIDCS) de la Subprocuraduría Especializada en Investigación en Delincuencia Organizada (SEIDO) de la PGR, la cual en los próximos días informará sobre la situación jurídica de los detenidos.