Los resultados de México en el Índice de Percepción de la Corrupción 2019, elaborado por Transparencia Internacional, son un signo del apoyo de la ciudadanía que tiene el inicio de la administración de Andrés Manuel López Obrador, mismo que se ha mostrado en gobiernos pasados, coincidieron expertos.

Para el director de Transparencia Mexicana, Eduardo Bohórquez, si bien el indicador para México en el 2019 es mejor que otros años, aún no se regresa al nivel que tuvo el país en el 2014; aunque tampoco era bueno.

“Se detiene la caída y eso no es menor. Hay que ver cómo veníamos cayendo desde el 2015. Se detiene la caída y mejora 1 punto. Lo que está registrando (la opinión pública internacional) es el cambio de gobierno y de estrategia. Ahora, para recuperar el nivel que tenía en el 2014 México, que no era positivo, pues necesitaría por lo menos mejorar 6 puntos más para recuperar el nivel que empezó a perder en el 2014”.

Bohórquez comentó que aún el país se encuentra lejos de naciones similares con las que se puede comparar en el mundo, y en el contexto latinoamericano, como Brasil (lugar 106), Colombia (96) o Chile (26), o los países integrantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), del que México (130) es parte.

“Primero tienes que rebasar a Brasil, que es muy comparable con México, porque es una Federación; luego tienes que plantearte Colombia y Chile. Yo te diría que quien nos ha dado históricamente una sorpresa es Colombia, porque sabe utilizar la extinción de dominio. La recuperación de activos ha sido alta. No importa si cambian de gobierno, la mantienen como una política pública”, refirió Bohórquez.

Por su parte, Ricardo Alvarado, investigador de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, expuso que la mejora en el indicador es parte del éxito electoral que tuvo la actual administración de López Obrador.

“Lo que estamos viendo es eso, la confianza ciudadana en la posibilidad que tiene el actual gobierno de combatir la corrupción. Cuando crece la confianza ciudadana en un gobierno, mejora un poco la percepción ciudadana en el combate a la corrupción”.

Alvarado opinó que lo que México necesita en la actualidad para combatir la corrupción es pasar del discurso a los hechos: “Siento que el gobierno abusa de la corrupción como un recurso discursivo y que no se ve reflejado en la elaboración de políticas públicas concretas”.

Ejemplificó que aun cuando ya hay una propuesta de Política Nacional Anticorrupción, ésta no se ha aprobado, debido a que se dio tiempo a que el gobierno federal analizara dicho documento.

“Si no les gusta ésta, que propongan una nueva, pero que tengamos una política, porque lo que hace es establecer las prioridades”, sostuvo Alvarado.

[email protected]