El proceso electoral de la Ciudad de México será vigilado por cinco instituciones capitalinas, y atender violencia política por razones de género con el objetivo de erradicar amenazas, agresiones directas y/o actos de violencia que puedan presentar un hecho de peligro.

Durante la presentación de la Guía para la Atención de Violencia Política por Razones de Género y Derechos Humanos de la CDMX, creada por el Tribunal Electoral capitalino, la CDHDF, el Instituto de la Juventud y la Procuraduría General de Justicia, el presidente del Instituto Electoral de la Ciudad de México, Mario Velázquez Miranda, hizo un llamado a los ciudadanos a denunciar cualquier acto de violencia que se suscite durante las campañas electorales en las 16 delegaciones de la capital, pues “los problemas sociales más graves son los de violencia política contra las mujeres”.

La consejera electoral Gabriela Williams Salazar explicó que el documento instruye la ruta que cada instancia debe seguir para atender actos de violencia que vulneren los derechos humanos, además incluye conceptos que facilitarán a los servidores públicos atender a víctimas por ese ilícito, así como las medidas cautelares por ese hecho.

Por su parte, el presidente del Tribunal Electoral local, Armando Hernández Cruz, explicó que entre las sanciones para quienes cometan violencia política siendo parte de un partido político destacan la amonestación pública, multas, remoción del registro del instituto político, pérdida de derechos de registro de candidaturas y suspensión de cargos e incluso anular un proceso electoral por causas de violencia.

En su intervención, la presidenta de la CDHDF, Nashieli Ramírez Hernández, dijo que se han realizado diversos esfuerzos en la legislación, pero “sin duda no han sido los suficientes para proteger los derechos de las personas”.

La guía también establece que al término de la próxima elección se darán a conocer los resultados en la aplicación del documento para crear un mejor protocolo en atención a las víctimas.

[email protected]