Un juez federal reactivó la orden de aprehensión contra el empresario Carlos Efraín de Jesús Cabal Peniche, quien apenas el viernes pasado llegó a un acuerdo para librar las acusaciones en su contra por el delito de fraude.  

El Juzgado Tercero de Distrito de Amparo en Materia Penal en la Ciudad de México, en la causa penal 792/2021, dejó sin efecto la suspensión que había logrado Carlos Cabal Peniche en contra de la orden de aprehensión en su contra.

“En virtud de lo anterior, deja de surtir efectos la suspensión definitiva otorgada el 4 de octubre de 2021, y quedan expeditas las facultades de las autoridades responsables para ejecutar la orden de aprehensión librada contra el quejoso en la carpeta judicial. Hágase del conocimiento de las referidas autoridades responsables la determinación que antecede, para los efectos legales a que haya lugar”, determinó el Juzgado Tercero.

Apenas ayer se informó que el empresario Carlos Cabal Peniche cedió sus acciones de Radiópolis a una subsidiaria de Crédito Real, para que ésta última empresa retire las denuncias en su contra por fraude, según un informe presentado en la Bolsa Mexicana de Valores.

La empresa Nuncio Accipiens, propiedad de Carlos Cabal Peniche, llegó a un acuerdo el pasado viernes para entregar a la empresa Crédito Real las acciones de Radiópolis y Corporativo Coral, así como los derechos de cobro frente a esta última, a una subsidiaria de Crédito Real.

Cabal Peniche y su esposa, Teresa Pasini Bertán, fueron acusados de incumplir con el pago de un préstamo de alrededor de 30 millones de dólares para adquirir algunas acciones de Radiópolis. En agosto, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México obtuvo una orden de aprehensión en contra del empresario.

Un comunicado enviado este lunes a la Bolsa Mexicana de Valores se informó que con la cesión de las acciones, que se efectuó el pasado viernes, se pagó un crédito vencido por 695 millones de pesos que tenía Nuncio Accipiens frente a Creal Arrendamiento.

“La cesión se hizo en pago de un crédito vencido por 695 millones de pesos que tenía Nuncio Accipiens frente a Creal Arrendamiento (subsidiaria de Crédito Real)”, mencionó el documento.

jorge.monroy@eleconomista.mx