Un juez de control de la Ciudad de México concedió a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) una orden de aprehensión en contra del empresario Carlos Cabal Peniche, y su esposa, Teresa Pasini Bertán, por el delito de fraude por 600 millones de pesos.

Sin embargo, el empresario cuenta con una suspensión otorgada por un juez federal en contra de cualquier orden de aprehensión por delitos que no ameriten la prisión preventiva oficiosa.

“Resulta procedente el libramiento de la orden de aprehensión solicitada por el Ministerio Público en contra de Carlos Cabal Peniche (y Teresa Pasini Bertán)”, determinó el juez.

La orden de aprehensión y presentación fue girada por Héctor Fernando Rojas Pacheco, juez de Control del Sistema Procesal Penal Acusatorio de la Ciudad de México.

La empresa Crédito Real (CREAL Arrendamiento) presentó una denuncia ante la Fiscalía de la Ciudad de México en contra de Cabal Peniche por un préstamo que le otorgó para la adquisición de una parte de la empresa radiofónica Radiópolis, pero incurrió en un incumplimiento de pago.

En 1991, con la privatización impulsada por el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari, Carlos Cabal compró al gobierno federal por 300 millones de dólares el Banco Unión, que posteriormente se fusionó con Banco Cremi. Luego comenzó a adquirir diversas empresas hasta que salió de México en 1994 por ser acusado de beneficiarse del Fobaproa. Fue buscado durante cuatro años hasta que en 1998 fue detenido en Australia donde estuvo tres años encarcelado. En 2001 fue extraditado a México, pero estuvo en libertad. En 2009 fue exonerado de todos los cargos.

El año pasado, Carlos Cabal Peniche y el empresario Miguel Alemán Magnani fueron denunciados por tomar las instalaciones de Radiópolis para hacerse ilegalmente del control de la empresa.

kg