Cuando se ha pretendido judicializar una campaña electoral a través de detenciones -de personajes políticos-, los resultados generalmente son adversos, advierte el académico Luis Miguel Pérez Juárez.

Asimismo, el Director General de la Escuela de Graduados en Administración Pública y Política Pública del TEC de Monterrey Campus Estado de México puntualiza que tanto en el mundo como en México, en cuanto a procesos electorales comparados se refiere, cuando hay una persecución lo que se genera son mártires y posturas más fuertes.

Hay que recordar el caso de (Andrés Manuel) López Obrador y el famoso desafuero, el cual fue una persecución judicial que lo único que hizo fue electoralmente galvanizar, reforzar y engrandecer la figura (del perredista) , explica.

El investigador también utiliza como ejemplo el caso de las aprehensiones de servidores públicos en Michoacán, conocido como el michoacanazo, donde se nota un rasero electoral en las detenciones , considera.

Sobre la detención del priísta Jorge Hank Rhon, Pérez Juárez opina que puede convertirse en un tiro por la culata para el gobierno federal, al argumentar la postura de que judicializar una campaña electoral genera resultados regularmente adversos.

Opina que aquellos comentarios de que es un asunto jurídico, que nada tiene que ver con lo político, que está fuera de toda esfera electoral, son ingenuos .

Así, el investigador enfatiza que la detención impacta mucho (en la vida política del país).

MP NO ES AUTÓNOMO

Por su parte, el investigador César Astudillo (UNAM) explica que la vinculación de políticos con acciones ilegales ha sido una constante.

Aquí el problema es que pareciera ser que existen incentivos institucionales para que se utilice la acción de la justicia en momentos muy puntuales, cuando la justicia debería de actuar de manera permanente para perseguir a todos los que tienen vínculos con el crimen organizado , refiere el integrante del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

Y cuando hablo de incentivos institucionales -aclara el académico- es fundamentalmente de una cosa: escuchaba de parte de las áreas de Seguridad del gobierno federal que éste no era un asunto político (el de Jorge Hank), porque las instituciones mexicanas de procuración e impartición de justicia eran autónomas e independientes; esto no lo comparto -explica- porque no se puede decir que el Ministerio Público actúe de manera independiente.

Para Ivonne Acuña, catedrática de la Universidad Iberoamericana, estas detenciones no afectarán a los abanderados en el Estado de México, pero sí podrían hacerlo en los comicios del 2012, siempre y cuando los juicios estén vigentes.

[email protected]