El poderío del crimen organizado radica en gran parte en el número y calibre de armas con las que cuenta. Aunque se estima que siete de cada 10 armas utilizadas por los criminales es de origen estadounidense, y pese a las denuncias hechas en el tema por el gobierno mexicano, no ha existido una respuesta, hasta ahora, por parte del vecino del norte para restringir su venta.

De acuerdo con la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos (ATF, por su sigla en inglés) se estima que son traficadas a México unas 200,000 armas anuales. Sin embargo, la cifra podría ser mucho más elevada.

El Economista solicitó a la Fiscalía General de la República (FGR), en octubre del año pasado, información sobre todo lo asegurado y decomisado al crimen organizado desde que inició la guerra contra el narcotráfico declarada por Felipe Calderón Hinojosa durante su sexenio (2006-2012)

En respuesta, la FGR emitió el oficio: FGR/UTAG/DG/007319/2019, en donde indicó que entre el 2007 y hasta el 30 de septiembre del año pasado, se habían asegurado al crimen organizado 13 millones 756,297 armas en general.

La información, según se especificó, es “extraída del Sicram web, (que) es información proporcionada por el agente del Ministerio Público de la Federación a la DGCRAM (Dirección General de Control y Registro de Aseguramientos Ministeriales), para su control y registro, mediante las constancias ministeriales que la avalan y se encuentran adjuntas al mismo sistema”.

Las armas largas o de asalto de manufactura estadounidense, como la ametralladora Browning M2 calibre .50; el fusil Barrett calibre .50 y los AR-15 y AK-47, entre otros, son las más utilizadas por la delincuencia organizada en México, de acuerdo con el Grupo de Alto Nivel de Seguridad México-Estados Unidos, conformado por autoridades de ambos países para analizar la venta ilegal de armas.

Los principales puntos de acceso registrados son: San Diego-Tijuana, El Paso-Ciudad Juárez, Laredo-Nuevo Laredo, McAllen-Ciudad Reynosa y Brownsville-Matamoros.

Por estos puntos, la mayor cantidad de armas traficadas son de alto poder.

Cifras del Ejército mexicano indican que entre enero y mayo de este 2020 se han asegurado 2,376 armas, de las cuales 1,505 (63.3%) son armas largas.

Ataques contra aeronaves

El armamento de alto poder ha sido recurrente en los atentados contra autoridades en los últimos años.

Un ejemplo se suscitó el viernes pasado en el intento de asesinato por parte del Cártel Jalisco a Omar García Harfuch, titular de la Secretaría de Seguridad capitalina, en donde se ubicaron armas de alto poder.

Según cifras de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) —principal institución utilizada para el combate al narcotráfico desde Calderón—, expuestas a un ciudadano a través de la solicitud de información: 0000700096520, desde el año 2000 y hasta mayo pasado, se tienen registros de 10 agresiones con armas de fuego hacia aeronaves (todos helicópteros) del Ejército por parte del crimen organizado.

Los atentados han sido contra helicópteros modelo Bell 206 y 407, utilizados para labores de vigilancia y de fumigación de plantíos de enervantes y el EC-725 COUGAR, ocupado para el transporte de tropas y, se han presentado, específicamente, entre el 2013 y el 2019.

En el periodo destaca el 2017, cuando en total se contabilizaron cuatro agresiones contra las aeronaves.

De las 10 agresiones, tres han sucedido en Guerrero, tres más en Sinaloa, dos en Oaxaca, una más en Jalisco y otra en Durango.

Los 10 helicópteros atacados con armas de alto poder iban tripulados por 18 elementos. La Sedena clasificó la información sobre posibles bajas en los ataques.

Regulación de la venta

Las administraciones mexicanas, desde Calderón hasta la actual encabezada por Andrés Manuel López Obrador, han llamado a las autoridades de Estados Unidos a regular la venta de armas.

No obstante, han sido pocos los avances que se han logrado en la materia, una situación que no cambiará mientras Donald Trump gobierne el vecino del norte, indicó John Lindsay Poland, experto estadounidense en el tráfico de armas y coordinador de la organización Stop U.S. Arms to Mexico (Alto a las armas de Estados Unidos a México).

En entrevista, el especialista dijo que fue desde el 2004 cuando terminó la prohibición en Estados Unidos de la venta de armas de asalto, y con la entrada en vigor de la Iniciativa Mérida, que el tráfico de armas a México se incrementó.

“El nivel de venta de armas de EU a México sube después de 2007 y sigue igual más o menos desde entonces”, dijo el experto.

“Si gana Trump (la reelección), la perspectiva es muy difícil (...) la mirada no sólo debe estar en la legislación y las elecciones federales, sino también en los estados”, acotó.

Inédito atentado en la Ciudad de México

• El viernes, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, informó que a las 6:38 de la mañana, el secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfuch, sufrió un atentado en el que resultó herido.

• La noticia fue reportada también por el presidente Andrés Manuel López Obrador, que estaba de gira por Michoacán.

• De acuerdo con cámaras del C5, una camioneta de 3.5 toneladas en la que iban a bordo varias personas armadas, bloqueó el paso del vehículo en el que viajaba el titular de la SSC; los sujetos abrieron fuego a su llegada, en Lomas de Chapultepec.

• La Fiscalía General de Justicia de la capital detalló, en primera instancia, que había 12 detenidos.

• Sheinbaum reportó tres personas fallecidas (dos policías y una mujer civil) y que García Harfuch se encontraba estable.

• Al mismo tiempo, el propio secretario escribió un tuit desde un hospital de la ciudad, en el que informó que había recibido tres impactos de bala, y responsabilizó al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) del ataque.

• El secretario de Seguridad federal, Alfonso Durazo, reveló que en la víspera, funcionarios de seguridad recibieron amenazas.

• Por la tarde del viernes, el vocero de la Fiscalía de la capital, Ulises Lara, indicó que los detenidos declararon que fueron contratados tres semanas antes y que recibirían cierta cantidad de dinero a cambio del ataque.

• Se aseguraron armas de fuego de diferentes calibres, un fusil Barret, granadas de humo, equipos telefónicos y de radiocomunicación, así como chalecos balísticos y 13 vehículos.

• La noche del viernes, se reportó --entre otras detenciones más-- la de José Armando “N”, alias el Vaca, señalado como uno de los principales integrantes del grupo que atentó contra García Harfuch.

• El sábado, Sheinbaum dio a conocer que ya sumaban 19 detenidos.

• El domingo, los 19 detenidos fueron ingresados al Reclusorio Sur y al de Santa Martha Acatitla.

En espera del informe sobre “rápido y furioso”

EU aún no responde la nota diplomática que el gobierno mexicano le turnó en mayo pasado, para requerirle toda la información sobre el operativo “Rápido y Furioso”, mediante el cual en el 2009 una agencia del Departamento de Justicia ingresó a México 2,500 armas, que luego terminaron en manos de grupos del narcotráfico y la delincuencia.

El expresidente Felipe Calderón admitió en una reciente entrevista que su gobierno hizo un acuerdo de cooperación con la Unión Americana para detectar el tráfico de armas, pero lo cual --argumentó-- no incluía la venta de las mismas a los grupos delictivos. Sostuvo que gracias a dicha acción fue posible mostrar que 85% de las armas que se usan para crímenes en nuestro país son adquiridas en armerías estadounidenses. Calderón defiende que no hay ilegalidad en dicho acuerdo. (Jorge Monroy)

[email protected]