El gobierno federal indicó que en noviembre recibirá el informe final de especialistas donde se determinará la causa del desplome, el 24 de diciembre del 2018, del helicóptero en el que viajaba la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, y su esposo, el senador Rafael Moreno Valle, quienes fallecieron en los hechos junto con otros tripulantes.

Durante la conferencia matutina en Palacio Nacional, acompañados por el presidente Andrés Manuel López Obrador, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, y el subsecretario Carlos Morán Moguel, expusieron los avances de las investigaciones.

Jiménez Espriú dijo que el 25 de octubre, los integrantes de la comisión investigadora internacional que nombró el gobierno de México publicarán el informe, pero este se conocerá en noviembre.

“Queremos que, razonablemente, durante el mes de noviembre ya tendremos la definición final de las causas que motivaron el accidente”, dijo el Secretario.

El subsecretario Carlos Morán indicó que en una reunión de los especialistas en Montreal, analizaron la información que se obtuvo en campo y en el despliegue que se hizo en el hangar del aeropuerto de Puebla.

“Aquí se pudo constatar que los motores, ambos motores estaban funcionando, como lo evidenció el Engine Control Lever, que se encontraba en modo de vuelo; y los daños que sufrieron las turbinas son daños que muestran que son únicamente derivados del impacto, pero que eran turbinas que estaban girando, que estaban funcionando en la potencia adecuada.

“Esto se ratifica por el hecho de que las flechas de turbina de potencia no sólo muestran los desgastes propios de una ingestión de objetos, sino que además muestran que son simétricas, es decir, el desgaste similar en ambas turbinas”, precisó.

Añadió que en otra reunión que se llevó a cabo en Cascina Costa, Italia, “ahí también se pudo hacer una verificación con mayor detalle de lo que fue la grabadora de la torre del aeropuerto de Puebla. Si bien no se trataba de una grabación de alta calidad, se pudieron identificar gracias al software especializado con el que cuentan ellos en Cascina, que la frecuencia es una frecuencia de audio que corresponde con las vibraciones normales de la turbina en los últimos momentos en que ocurrió el proceso del accidente”.

Mencionó que en el caso de los rotores, se ratificó que tanto las palas del rotor principal como del rotor de cola muestran que estaban en funcionamiento en el momento en el que se dio el impacto del helicóptero. “Se pudo confirmar que había rotación y que por lo tanto el rotor principal no era una posible causal en ese momento también de la problemática”, aseveró el funcionario.

El Subsecretario Morán dijo que en la reunión investigadora en Boyne City, Michigan, en los laboratorios de Honeywell, se hizo el análisis de todos los actuadores y componentes de mando del helicóptero, pero se concluyó que eran necesarios estudios más a fondo.

Destacó que en este momento hay en proceso varias tareas relacionadas con los actuadores, y se están desarrollando tres tareas con pruebas de inspecciones no destructivas en los actuadores lineales.

“También la National Transportation Safety Board, en conjunto con Leonard y con Honeywell, tiene una tarea relacionada con los mismos actuadores lineales. Leonard está desarrollando otra tarea en este tema y Honeywell tiene también pendiente el desarrollo de una tarea. Hay comunicaciones que naturalmente se están llevando a cabo continuamente para ver cómo va el proceso para ver si podemos hacer algo para expeditarla”, comentó.

El subsecretario Carlos Morán Moguel dijo que en el gobierno federal, “estamos seguros que además la investigación está siendo muy acuciosa”.

“Es del interés de todos los miembros de las autoridades de esos países el que se esclarezca qué ha ocurrido, no es un accidente convencional, porque implicó también una volcadura del aparato. Y esto está siendo sujeto de investigación para ver si hay algunos boletines mandatarios que haya que incorporar a todos los helicópteros en el mundo; en fin, este es un tema que está en análisis profundo”, mencionó.

jmonroy@eleconomista.com.mx