Especialistas coincidieron en que se debe mantener la cautela ante los procesos que se llevan en contra de exfuncionarios públicos de alto nivel por acusaciones de presuntos actos de corrupción.

“Si la premisa es: se está avanzando en el combate a la corrupción desde el punto que se están investigando posibles casos de corrupción, y digo posibles respetando una presunción de inocencia y porque todavía no hay sentencia, pero se está investigando, nos permite suponer que sí, se está avanzando en el combate a la corrupción”, indicó José Fernández de Cevallos, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe).

El jurista especializado en temas de corrupción añadió que hacia donde se debe avanzar es a castigar a toda aquella persona que incumple la ley y no sólo se enfoque en personajes reconocidos ante la opinión pública.

“Yo nunca me guiaría ni por peces gordos ni por peces flacos, yo diría que todo hecho de corrupción (se tiene que castigar), y el Estado tiene que mandar un mensaje claro: de que el corrupto no se va a beneficiar de su acto de corrupción”, enfatizó.

Por otra parte, la expresidenta del Sistema Nacional Anticorrupción, Mariclaire Acosta Urquidi, expuso que lo único que se debe esperar es que los casos de corrupción se investiguen “con el mayor rigor y la mayor imparcialidad y que realmente, bueno, quien haya cometido estos actos de corrupción, que ya están documentados, que sea sancionado debidamente”.

La especialista también en derechos humanos refirió que aún está a prueba si las investigaciones sobre corrupción en México están exentas de presiones políticas.

“Vamos a ver, por el momento, hasta ahorita, me parece un paso muy importante el que esta gente esté siendo investigada y tengan que acudir a audiencias como es el caso de Rosario Robles y que se hayan girado órdenes de aprehensión y ya se hayan iniciado los procesos de investigación en la Fiscalía, vamos a ver hasta dónde llegamos”, comentó.

Aunado a la persecución de personajes emblemáticos, Acosta Urquidi reiteró que el combate a la corrupción debe ir enfocado, además de prevención, al desarrollo de políticas públicas y a la fiscalización.

En tanto, Marco Antonio Fernández, coordinador del programa anticorrupción de México Evalúa, indicó que se debe perseguir en general la corrupción aunque el que se meta a la cárcel a personajes emblemáticos ayuda a mandar un mensaje de que no hay impunidad.

Asimismo, mencionó que se debe poner énfasis en desmantelar las redes de corrupción que incluyen tanto a funcionarios como empresarios; para ello, refirió, debe ser estrecha la coordinación entre la Fiscalía General de la República y la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda.