El secretario ejecutivo del IFE, Edmundo Jacobo Molina, aseguró que el instituto valora preservar las boletas electorales de 2006 y con ello revisar el acuerdo emitido hace varias semanas que ordenaba su destrucción a partir del 12 de noviembre.

En entrevista, el funcionario del Instituto Federal Electoral (IFE) expuso que en la próxima sesión del Consejo General programada para el 14 de noviembre, se analizará si la resolución del Alto Comisionado en Derechos Humanos de la ONU nos obliga y entonces habrá que reconsiderar lo que ya se resolvió.

Interrogado si con ello podría haber marcha atrás y preservar las boletas de la elección presidencial de 2006, en donde el entonces candidato Felipe Calderón ganó por un estrecho margen de votos a Andrés Manuel López Obrador, dijo que esa es una hipótesis que se debe valorar.

Recordó que México no es un país aislado del concierto internacional, ha firmado el país una serie de convenios y debe respetar acuerdos internacionales que nos obligan.

Por lo que si el Consejo General considera que esa resolución nos obliga, entonces habrá que reconsiderar lo que ya se resolvió , apuntó Jacobo Molina.

En el tema del impacto presupuestal que significaría seguir preservando y tener bajo custodia las boletas de 2006, comentó que se deberá considerar el asunto en el proyecto presupuestal del próximo año, ya que el IFE tenía programado y presupuestado concluir este trabajo en 2012.

mac