Aunque el IFE acreditó irregularidades al PSD por manejo de más de 14 millones de pesos, rebase de tope de gastos de campaña y falta de pago de 13 millones de pesos de impuestos, sólo aplicará como sanción una amonestación pública.

Al discutir y aprobar los informes de gastos e ingresos del Partido Socialdemócrata (PSD), así como su reporte de gastos de campaña de 2009, los consejeros electorales señalaron que aunque hubo 'abusos' e 'irregularidades' imponer una multa sería algo 'simbólico' ante la falta de recursos del ex partido.

Durante la sesión ordinaria del Consejo General, la Unidad de Fiscalización presentó los informes señalados rumbo a la liquidación final del ex partido. En ellos se observa que cometió 57 faltas en su informe de gastos e ingresos.

De ellas destaca la falta de pago de 13 millones de pesos a Hacienda, así como de comprobantes de depósitos bancarios por 7.5 millones de pesos y de contratos con proveedores por siete millones de pesos. Además no presentó facturas ni estados de cuenta bancarios, entre otros documentos.

En tanto en el caso de su informe de gastos de campaña de sus candidatos a diputados federales en 2009 se acreditó el rebase de tope de gastos de campaña por 32,000 pesos de su ex líder y entonces candidato a diputado federal Juan Carlos Díaz Cuervo.

También más de 50 irregularidades y falta de recibos, contratos, comprobantes de facturas y falta de documentos que acrediten el pago de inserciones en medios.

El consejero Alfredo Figueroa señaló que fueron diversas las irregularidades acreditadas al partido, las cuales ameritan más que una amonestación pública, toda vez que se trata de recursos de interés público.

Defendió que imponer sólo una amonestación pública sienta un mal precedente para futuros casos, por lo que propuso que se hiciera de nuevo una individualización de la sanción que implique una multa.

'Las sanciones sirven para establecer eficacia. También se pretende, cuando se establece una sanción, inhibir conductas parecidas', dijo.

Los consejeros Benito Nacif, Marco Antonio Baños, Marco Antonio Gómez y Virgilio Andrade rechazaron la propuesta al señalar que el partido carece de recursos para hacerlo.

Nacif Hernández dijo que si bien 'vemos abusos claramente demostrados', el partido enfrenta un proceso de liquidación derivado de su pérdida de registro donde debe pagar saldos pendientes a proveedores.

'Si imponemos multas tendrían un carácter meramente simbólico, porque sabemos que los recursos del partido han desaparecido, ya se han designado, ya no hay recursos. En cambio sí hay consecuencias de imponer multas, que es hacer más lento el proceso de liquidación'.

Ante ello luego de una discusión de más de dos horas, los consejeros avalaron con el voto en contra de su homólogo Alfredo Figueroa imponer sólo una amonestación pública al extinto PSD, y dar vista a Secretaría de Hacienda y a la de Finanzas de la ciudad por la falta de pago de impuestos.

El Instituto Federal Electoral (IFE) también resolvió nueve quejas por procedimientos sancionadores contra la ex fuerza política, las cuales declaró en su mayoría fundadas, pero impuso sólo amonestación pública.

El PSD aún debe 12 millones de pesos al IFE en multas impuestas anteriormente, así como 50 millones de pesos a proveedores y nueve millones en demandas laborales. Mientras que sólo dispone de 53 millones de pesos para hacer frente a sus deudas.

APR