El organismo de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) reconoció hoy la decisión que tomó el jueves la Suprema Corte de Justicia de México relativa a ofrecer métodos anticonceptivos a mujeres víctimas de violación.

'La decisión de la Suprema Corte protege los derechos de las mujeres. El Estado no debería obligar a las víctimas de violaciones a sufrir embarazos no deseados', apuntó José Miguel Vivanco, director para América de HRW.

La decisión del máximo tribunal se dictó en respuesta a una impugnación presentada por el occidental estado de Jalisco ante una normativa de 2009 que obliga a los trabajadores de la salud a brindar anticoncepción de emergencia y aborto médico a las víctimas de violación sexual.

En un informe publicado en 2006, 'Víctimas por partida doble', Human Rights Watch documentó el grave sufrimiento psíquico padecido por mujeres y niñas embarazadas como resultado de una violación.

Según el informe, este padecimiento se agravaba debido a que muchas de las víctimas no reciben el apoyo necesario en los sistema de salud y justicia para enfrentar la situación.

/doch