En el sector salud federal y de las entidades federativas del país hacen falta recursos materiales y humanos, así como monetarios para el pago de plazas de personal médico, contrataciones y mantenimiento de infraestructura, entre otros rubros; a fin de poder atender a la población derechohabiente.