El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, y los integrantes de su gabinete no han hecho pública su declaración patrimonial, pese a que ya concluyó el plazo de 60 días naturales a partir de su toma de protesta, la cual se realizó el pasado 5 de diciembre.

La Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Distrito Federal establece que los servidores públicos deben hacer su declaración inicio, que corresponde al patrimonio declarado al tomar posesión del encargo, en cumplimiento de la fracción I del artículo 81 de la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos.

Aunque la información contenida en las declaraciones patrimoniales se refiere a datos personales que se encuentran protegidos por la garantía de la confidencialidad y no puede ser divulgada salvo que medie autorización del interesado, el portal del gobierno capitalino no especifica si dicha información se encuentra reservada por petición, sino que refiere que se encuentra en actualización.

Existen tres tipos de declaración patrimonial, de acuerdo con el artículo 81 de la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos: la inicio, que debe presentarse dentro de los 60 días naturales siguientes a la toma de posesión; la anual, que se debe hacer en el mes de mayo de cada año, y la última se realiza dentro de los 30 días naturales siguientes a la conclusión del encargo.

Hace unos días, el presidente Enrique Peña Nieto dio a conocer públicamente su declaración patrimonial, al igual que los integrantes de su gabinete, sólo con la excepción del titular de la PGR, Jesús Murillo Karam. Mientras que ningún miembro del gobierno local lo ha hecho.

[email protected]