El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma Barragán, estimó que para el próximo año se deberán contemplar en el presupuesto cerca de 25,000 millones de pesos para mejorar la infraestructura y equipamiento de todas las escuelas en el país.

Luego de inaugurar el conversatorio Interculturalidad y Educación Superior, el secretario recordó que si bien ya se entregaron apoyos a 20,000 centros del programa Escuelas al Cien, manifestó que aún está pendiente apoyar a alrededor de 250,000 escuelas.

“Necesitamos hacer un promedio, que podría ser de alrededor de 100,000 pesos por escuela, lo que nos llevaría a una inversión de más de 25,000 millones de pesos y eso también va a ser un programa permanente, de manera que en el presupuesto del año que entra debería haber este recurso, y así en cada año, para seguir apoyando la infraestructura y equipamiento”.

En ese sentido, Moctezuma expuso que los fondos se entregarán de manera directa a las escuelas, las cuales deberán contar con un comité conformado por padres de familia para determinar en qué se invertirán los recursos.

En otro tema, declaró que para los primeros días de agosto se prevé concluir las leyes secundarias de la reforma educativa, aprobada el mes pasado, tras recordar que la nueva norma obliga a modificar algunos puntos importantes en otras seis leyes.

“El trabajo es muy arduo y además en los transitorios del artículo 3 constitucional mandatan tener listos en 180 días tres programas derivados de las modificaciones al artículo” .

Detalló que se trabaja para crear una nueva ley general de educación, la ley del centro de mejora continua de la educación y la carrera profesional para las maestras y maestros.

Afirmó que esta nueva reforma es el inicio sobre el análisis de la educación intercultural bilingüe y sus prácticas en la educación superior, lo que permitirá que más indígenas puedan concluir sus estudios.

Aseveró que la nueva administración reconoce los derechos indígenas no solamente en la participación de los procesos judiciales y la posibilidad de elegir a sus autoridades, sino también en garantizar su derecho a la educación.

Uniforme neutro

El secretario federal lamentó la polémica que ocasionó la nueva medida de uniforme neutro en la CDMX, desviando su propósito de proteger a las niñas y adolescentes.

Explicó que en foros con padres de familia y estudiantes se reconoció que el uso de faldas, además de limitar el movimiento en ciertas actividades de las niñas, también las pone en peligro.

“La propuesta está dirigida a las niñas y me da un poco de tristeza que por una falsa polémica, porque se tomó de una manera que no era el propósito, se borró a las niñas, ya nadie habló de ellas y en México tenemos un problema muy importante de feminicidios y la seguridad de las niñas”.

[email protected]