El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, confirmó que la Fiscalía General de la República (FGR) detuvo al exmandatario poblano Mario Marín Torres, quien es acusado por el delito de tortura contra la periodista Lydia Cacho.

El delito de tortura, acto del que fue acusado por la periodista Lydia Cacho, es considerado como grave, por lo que Marín sería presentado en las próximas horas ante un juez de control sin el beneficio de la libertad provisional.

"El Gobierno de Puebla reconoce a la FGR su labor de inteligencia para lograr la detención de Mario Marín Torres, esperando que la justicia se aplique con rigor", escribió Barbosa en la red social Twitter.

En tanto, la periodista mexicana Lydia Cacho reaccionó en su cuenta de la red de microblogging sobre la detención del exgobernador.

"La FGR me avisó en cuanto detuvieron al exgobernador Mario Marín, escondido en Acapulco. Llevo 14 años buscando justicia por haber sido torturada por este cómplice de las redes de pornografía infantil. Vamos por todos", dijo.

El Estado mexicano ofreció en enero de 2019 una disculpa pública a la periodista Lydia Cacho, quien fue detenida arbitrariamente y sufrió agresiones en 2005 tras revelar en en su libro "Los demonios del Edén" que altos empresarios y funcionarios estaban involucrados en una red de explotación sexual infantil.

Lydia Cacho fue detenida en Quintana Roo y trasladada vía terrestre a Puebla, en cuyo trayecto la periodista dijo que fue torturada psicológicamente y la amenazaron con abusar sexualmente de ella. En su declaración ministerial narró que fue llevada a un “calabozo inmundo” donde le tomaron —desnuda— varias fotografías frente a policías judiciales.

"Le ofrezco una disculpa pública por violación a sus derechos humanos en el marco del ejercicio de su derecho a la libertad de expresión", dijo en aquella ocasión el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas.

Después de 14 años, el 11 de abril de 2019 el Primer Tribunal Unitario de Quintana Roo liberó la orden de aprehensión contra, Mario Marín, Hugo Adolfo Karam Beltrán, exjefe de la policía estatal, Juan Sánchez Moreno, exdirector del desaparecido grupo de Mandamientos Judiciales y el empresario José Kamel Nacif Borge.

Desde entonces, Marín permaneció prófugo de la justicia, hasta el día de ayer que elementos de la FGR realizaron un cateo en un domicilio de Acapulco, Guerrero, donde lo detuvieron.

Cabe recordar que en mayo de 2019, la Fiscalía General de la República solicitó a la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) la ficha roja para detener al exogobernador poblano.

(Con información de Jorge Monroy)

kg