Los motores, el mantenimiento, el factor humano, las operaciones y la estructura de la aeronave son los cinco factores clave que la Comisión Investigadora de accidentes de Aviación se encuentra evaluando como contribuyentes al accidente del helicóptero en el que fallecieron la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, su esposo el senador Rafael Moreno Valle y tres tripulantes más, informó Rodrigo Vásquez Colmenares, titular de la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) en exclusiva para A21.

A un año del suceso, las autoridades dieron a conocer que ya cuentan con todos los elementos necesarios; sin embargo, la Comisión Investigadora aún no se ha reunido para hacer el dictamen final en el que se evalúan los motores, el mantenimiento, el factor humano, las operaciones y la estructura de la aeronave como los factores que en su conjunto contribuyeron al accidente, añadió Vásquez Colmenares. 

Para estudiar estos cinco factores, la comisión organizó cinco comités que los evaluarán de forma independiente. 

En conferencia de prensa, las autoridades descartaron la capacitación de los tripulantes y la meteorología como aspectos que coadyuvaron al accidente, también como si  se tratara de un atentado. 

Por tratarse de un helicóptero y dadas las condiciones de destrucción que tuvo el aparato en el accidente, no se contó con un equipo de análisis de grabador de datos de vuelo, coloquialmente conocido como cajas negras, agregó el titular de la AFAC. 

De igual forma, la AFAC informó que dentro del dictamen se detallará la Verificación Técnica Administrativa que se realizó al operador de la aeronave, Servicios Aéreos del Altiplano, así como al taller que le proveía el mantenimiento. 

El viernes pasado, la SCT hizo público un informe de hechos del accidente bajo el número ACCDTARA004/2018MMPB que destaca que el operador, es decir, la empresa Servicios Aéreos del Altiplano SA de CV, dueña del helicóptero accidentado “no presentó evidencia documental que demuestre haber impartido el adiestramiento inicial en el equipo Agusta Westland A109 al capitán involucrado en el accidente”.

Por su parte, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, informó que no hay pruebas de laboratorio pendientes a realizar. 

“Sólo queda el análisis de los investigadores de toda la información recabada para elaborar el dictamen final del accidente”, concluyó.

Indicó que será en el primer trimestre del próximo año cuando se conozca el dictamen final y recordó que desde un principio se descartó la hipótesis de un atentado en el helicóptero Agusta A109S que cayó en en el poblado de Santa María Coronango, Puebla, donde también murieron Héctor Baltazar Mendoza, Marco Antonio Tavera Romero y Roberto Coppe Obregón.