La Fiscalía General de la República (FGR) confirmó que el incendio ocurrido en el 2009 en la guardería ABC de Hermosillo, Sonora, donde 49 bebés fallecieron, es un expediente abierto.  

Mediante el mecanismo de transparencia, la FGR dio a conocer que mantiene abiertas 12 averiguaciones previas y cuatro carpetas de investigación por ese hecho.

El 24 de noviembre pasado, la Fiscalía informó que un juez vinculó a proceso y obtuvo formal prisión en contra de dos exfuncionarios del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por su probable responsabilidad en el caso.

Los dos vinculados a proceso fueron: Sergio “S” y Carla “R”, director de Prestaciones Económicas y Sociales y coordinadora Nacional de Guarderías del IMSS, respectivamente, por los delitos de lesiones y homicidio culposo, en su modalidad de comisión por omisión.

Cabe destacar que entre 2009 y 2019 se ejerció acción penal en contra de 22 personas, entre servidores públicos del IMSS, del gobierno de Sonora, del gobierno municipal de Hermosillo e integrantes de la sociedad civil denominada “Guardería ABC”.

El 13 de mayo del 2016, el juez primero de Distrito en el estado de Sonora dictó sentencia condenatoria en contra de 19 de los 22 involucrados. El fallo judicial fue recurrido por las vías legales correspondientes y actualmente está por resolverse en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Según la FGR, ninguno de ellos tenía cargos relevantes o de alto nivel dentro de las dependencias a las que pertenecían, y hay un reclamo por parte de las asociaciones que conformaron los padres de los 49 bebés fallecidos, para que haya una justicia efectiva que incluya a funcionarios de alto nivel.

De esa forma, el 5 de junio del 2019, el director del IMSS, Zoé Robledo, anunció una denuncia en contra del exgobernador de Sonora, Eduardo Bours, a fin de que incluya a un total de 18 exfuncionarios que, por acción u omisión, serían los presuntos responsables de la tragedia.

politica@eleconomista.mx