La activista Rosario Ibarra de Piedra, quien fue galardonada este miércoles con la Medalla Belisario Domínguez 2019 por el Senado de la República, entregó la custodia del reconocimiento al presidente Andrés Manuel López Obrador, para que le sea devuelto cuando se conozca el paradero de los desaparecidos en México.

La medalla fue recibida por sus hijas, Claudia y María del Rosario Piedra Ibarra, en la antigua sede del Senado, la Casona de Xicoténcatl, y además del Ejecutivo federal, estuvieron presentes el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar; la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, y la presidenta del Congreso de la Unión, Laura Rojas.

Ibarra de Piedra fue reconocida por su labor en la búsqueda de personas desaparecidas, así como por su función social por ser defensora de diversos derechos como la libertad, la paz, la vida y la justicia.

“Señor presidente, querido y respetado amigo, no permitas que la violencia y perversidad de los gobiernos anteriores siga acechando (...) No quiero que mi lucha quede inconclusa, es por eso que dejo en tus manos la custodia de tan preciado reconocimiento y te pido que me la devuelvas junto con la verdad sobre el paradero de nuestros queridos y añorados hijos y familiares”, indicó el escrito leído por su hija Claudia.

Asimismo, Ibarra de Piedra resaltó el trabajo de las organizaciones civiles, quienes en su labor se han enfrentado con persecuciones, desapariciones forzadas y muertes en las que se han visto involucradas autoridades, y denunció que el mal gobierno ha transgredido todas las leyes, privando de su libertad, de su dignidad y de justicia a los desaparecidos políticos.

“La desaparición forzada de los nuestros no fue exceso de la autoridad, sino que era algo más profundo que venía del poder con su perversidad siniestra y que lleva el nombre de terrorismo de Estado (...) Mientras la vida me lo permita, seguiré mi empeño hasta encontrarlos ¡Vivos se los llevaron y vivos los queremos!”.

Rosario Ibarra fue candidata a la presidencia de la República en dos ocasiones, por el Partido Revolucionario de los Trabajadores.

En 1977 fundó el Comité Pro Defensa de Presos, Perseguidos, Desaparecidos y Exiliados Políticos, conocido como Comité ¡Eureka!, integrado por madres y padres de víctimas de desaparición.

Se unió a distintas luchas sociales en diversos lugares del país, como el alzamiento zapatista, la exigencia de detener y esclarecer el asesinato de mujeres en Ciudad Juárez y las matanzas de personas indígenas en Chiapas y Guerrero, durante el sexenio de Ernesto Zedillo (PRI).

Mientras que del 2006 al 2012 se desempeñó como senadora del PT.

Al concluir el evento, el presidente fue cuestionado sobre su sentir ante las palabras que comunicó la hija de Ibarra de Piedra a los asistentes de los tres poderes de la Unión y éste aseguró: “Sabré cumplir con su encomienda, estaré a la altura de las circunstancias”.