Desde el inicio de la emergencia sanitaria por Covid-19, se ha hecho evidente la falta de transparencia sobre el uso de los recursos públicos ejercidos en los estados para atender la epidemia, según han documentado las ONG.

A través del proyecto “Susana Vigilancia”, Transparencia Mexicana y la asociación civil Tojil, Estrategia contra la Impunidad, han documentado que sólo 17 estados, además del gobierno federal, han hecho públicos algunos de los recursos utilizados durante la pandemia, los cuales se traducen en poco más de 640,000 millones de pesos.

Mientras que solamente seis de las 32 entidades, -CDMX, Jalisco, Nuevo León, Sonora, Sinaloa y Guanajuato- han transparentado sus compras y adquisiciones por el coronavirus.

Estefanía Medina, fundadora de la organización Tojil, consideró grave y alarmante que sólo un número reducido de entidades transparenten lo que contratan y dónde lo hacen. Destacó, a su vez, el caso de la CDMX, único estado que incluye el RFC de la empresa o la persona a la que le realiza compras.

“Donde hay más problemas es en tema de contrataciones. Nos parece muy lamentable que al inicio sólo eran cinco estados los que transparentaban sus compras y solamente se ha sumado Guanajuato”, expresó la activista.

Reiteró que el acotado número de estados que publican sus contrataciones da lugar a que pueda haber irregularidades en el uso de recursos.

Las entidades con mayor opacidad al publicar sus gastos y programas por el coronavirus, y sus efectos económicos, son Tabasco y Campeche, que no cuentan ni siquiera con un micrositio enfocado al tema.

Para Estefania Medina, la falta de transparencia tiene que ver con políticas propias de los estados, aunque algunos han sido receptivos a las recomendaciones de la sociedad civil.

“En el caso de la CDMX o el Edomex, empezaron con un micrositio con datos muy limitados y a partir del reporte vimos una mejoría. Pero vimos otros casos, por ejemplo, Tabasco, que en reiteradas ocasiones hemos estado señalando que no cuenta con un micrositio, que no cuenta con información, y vemos que por parte de las autoridades hacen caso omiso de esa situación y pareciera que la política de transparencia simple y sencillamente no es una prioridad”, consideró.

Según las ONG, hasta el 14 de mayo pasado, el gobierno federal asignó 622,565 millones de pesos para atender la emergencia sanitaria.

De los estados, Chihuahua era el que más había destinado para combatir el Covid-19 con 3,209 millones de pesos, seguido de San Luis Potosí (3,000 millones), CDMX (2,405 millones), Edomex (2,400 millones), Aguascalientes (1,799 millones) y Yucatán (1,500 millones).

Además de Michoacán y Jalisco, que han ejercido cerca de 1,000 millones de pesos cada uno.

[email protected]