¿Cuál habría sido el ahorro si los diputados federales no hubieran realizado 1,193 viajes internacionales en los últimos cuatro años? La Cámara de Diputados destinó del 2012 al 2017 casi 100 millones de pesos.

Lo anterior significa que entre el 1 de enero del 2012 y el 1 de febrero del 2017, la Cámara de Diputados gastó, en promedio, 24 millones 665,836 pesos por cada año, para solventar los viajes internacionales de los legisladores; 2 millones 55,486 pesos por mes y 67,577 pesos por día.

El documento de la Unidad de Transparencia del recinto legislativo de San Lázaro, DGSD/LXIII/278/2017, refiere que en dicho periodo los diputados federales realizaron un total de 1,193 viajes a países emblemáticos como España, Francia, Japón, Italia, Rusia, Inglaterra, Bélgica, China, Croacia, Alemania y Suiza.

Las ciudades favoritas de EU para los legisladores fueron: Chicago, Los Ángeles, Washington, Houston y Nueva York. La mayoría de los diputados que viajaron pertenecen a las bancadas del PRI, PAN, PRD, PVEM y MC. De la actual legislatura, no hay registros de viajes realizados por diputados de Morena ni el diputado independiente, Manuel Clouthier.

So pretexto de actividades, cursos, talleres y cumbres legislativas, los diputados federales de las 62 y 63 Legislaturas también visitaron países latinoamericanos como Chile, Brasil, Argentina, Jamaica, Cuba, Puerto Rico, Panamá, Perú, Ecuador, Colombia y Brasil, e incluso algunos países remotos, como Uganda, Filipinas, Dubai, la isla Curazao, Surinam, Australia, Grecia y Marruecos.

Para esos 1,193 viajes internacionales, la Cámara Baja destinó un total de 98 millones 663,344 pesos para cubrir los gastos de vuelo, hospedaje y alimentación de los diputados.

¿Para qué habría alcanzado el total de esos recursos?

Por ejemplo, se hubiera podido aportar 7.16% del presupuesto en el 2017 para los comedores comunitarios, que este año tienen una bolsa de 1,376 millones 665,366 pesos.

Proponen eliminar bonos

El diputado Ramón Bañales Arámbula presentó una iniciativa para reformar el artículo 65 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, con el propósito de eliminar el otorgamiento de bonos y percepciones extraordinarias a los mandos medios y superiores que laboren dentro de la administración pública federal.

Al presentar la iniciativa, el legislador priista señaló que, en un contexto de austeridad, la ley debe establecer mecanismos de mesura en todos los planos de la operación con recursos del erario, sin afectar los derechos laborales adquiridos.

En el ejercicio del presupuesto se deben considerar medidas de racionalización del gasto que se destina a las actividades administrativas de apoyo , aseveró.