El secretario de Desarrollo Social, Eviel Pérez Magaña, informó que están en proceso de investigación más de 500 denuncias penales presentadas en contra de funcionarios de la dependencia, por presuntos actos de corrupción.

Al comparecer ante la Comisión de Desarrollo y Bienestar Social de la Cámara de Senadores para analizar el sexto y último informe de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, garantizó que la secretaría a su cargo habrá de aportar todas las pruebas que sean requeridas al respecto.

La Sedesol, aseguró, es la dependencia más auditada, evaluada y observada por las autoridades y la sociedad civil, que en todo momento ha colaborado con la Auditoría Superior de la Federación o la Procuraduría General de la República, entre otros entes, que siguen los procedimientos de investigación interpuestos a la fecha.

“Nosotros hemos proporcionado toda la información” que ha sido requerida, expresó, para el esclarecimiento de los señalamientos en contra de distintos funcionarios.

“No nos hemos tentado el corazón en proceder”, indicó, en contra de acciones de corrupción y para dar de baja a los malos funcionarios, cuyo número no precisó.

La senadora Verónica Delgadillo (MC) y los morenistas José Luis Pech Varguez y Aníbal Ostoa Ortega criticaron con severidad a Pérez Magaña, a propósito de la supuesta corrupción en que habrían incurrido sus dos antecesores: Rosario Robles y José Antonio Meade.

La corrupción, dijo la jalisciense, hay que entenderla como la peor enemiga del país porque “además de recursos, nos está robando la vida y las oportunidades para las personas”.

La Sedesol, que desde su óptica tendría que ser un pilar para el desarrollo, “ha sido un pilar para que ellos puedan cometer actos de corrupción, para que los maestros de las estafas pudieran robarse a muchas luces y de muchas formas el dinero de la gente”.

En esa dependencia han desaparecido al menos 2,224 millones de pesos con la estafa maestra, acusó. “Hasta hoy nadie sabe dónde está ese dinero. No hay ni un solo funcionario de primer nivel, ni un solo político, ni un juicio y mucho menos alguien pagando en la cárcel por estos delitos”, aseveró.