Reynosa.- La Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas emitió hoy en esta frontera una alerta Amber, a fin de solicitar el apoyo de las autoridades estadunidenses para la búsqueda y recuperación de un infante de 25 días de nacido, luego de que presuntamente fue secuestrado en su domicilio particular.

La agente del Ministerio Público del fuero común, Thelma Polanco, señaló que se activó la alerta Amber, con el propósito de iniciar su búsqueda, no sólo en esta frontera, sino en el resto de las entidades del país, así como en territorio estadunidense.

La abogada señaló que los padres del infante denunciaron ante el Ministerio Público la desaparición del menor, quien cuenta con 25 días de nacido y fue registrado con el nombre de Pablo Dionisio Olivares Ortiz.

Refirió que de acuerdo con el perfil del menor, tiene ojos color café claro, labios delgados, pelo lacio y nariz ovalada, sin ninguna seña particular.

Señaló que el pasado 24 de enero, los padres del menor, quienes se identificaron como Juan Pablo Olivares leal, de 30 años de edad y San Juanita Ortiz, de 19 años, denunciaron que tres personas, dos hombres y una mujer, ingresaron de forma violenta al domicilio conyugal, ubicado en la colonia Ampliación Pedro José Méndez y hurtaron al recién nacido.

Posteriormente, la madre del menor fue detenida, luego de que al rendir el informe sobre la desaparición, se contradijo en más de dos ocasiones, por lo que fue consignada por falsedad en declaraciones.

La denuncia de la desaparición del infante fue interpuesta ante el agente del Ministerio Público alrededor de las 20:00 horas del pasado 24 de enero, por lo que la PGJE abrió la investigación 29/2012, por el delito de privación ilegal de la libertad del menor Olivares Ortiz.

Señaló que la madre del menor fue detenida el día 25 de enero, luego de cambiar en más de dos ocasiones su declaración.

"Al rendir la declaración inicial de los hechos la madre del menor refiere que se encontraba en su domicilio, cuando repentinamente arribaron tres personas, dos hombres y una mujer y de manera violenta tomaron al bebé y se lo llevaron en una camioneta color gris", dijo.

Agregó que al ser interrogada por autoridades de la PGJE, la madre cambia la versión y las características físicas de los presuntos secuestradores, por lo que fue detenida, por el delito de falsedad en declaraciones.

Thelma Polanco destacó que desde hace varios años no se recibían en esta frontera denuncias por rapto de menores, por lo que dijo que de manera inmediata activaron los programas de coordinación y cooperación con sus homólogos del resto del estado, otras entidades y de Estados Unidos, a fin de evitar que pretendan sacarlo del país.

En tanto el padre, Juan Pablo Olivares, lanzó un llamado a la comunidad para que le ayuden a recuperar al menor, tras asegurar que no ha recibido amenazas ni tiene conflictos con alguna persona.

MIF