La candidata de la coalición Compromiso por México al Gobierno del Distrito Federal, Beatriz Paredes Rangel, urgió a acabar con la corrupción en la tramitología y concesiones para el desarrollo habitacional.

La abanderada de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista de México (PVEM) consideró que de esa manera se podrá recuperar la confianza entre gobierno, desarrolladores de vivienda y ciudadanía.

Al reunirse con miembros de la Cámara Nacional de la Vivienda (Canadevi) Valle de México, dijo que de lograr el triunfo electoral establecará un Programa Regional de Vivienda con nuevas formas de financiamiento con las bancas comercial y de desarrollo.

Paredes Rangel abundó que para lograr este programa que garantizaría el desarrollo urbano y de vivienda con el equilibrio del medio ambiente, es necesario restablecer la confianza entre desarrolladores, constructores y autoridades.

"Hay que erradicar la mordida y las peticiones de ayudas, entre comillas, voluntarias. Hay que erradicar la corrupción en la asignación de contratos. Hay que erradicar la corrupción en la multiplicación de trámites, hay que erradicar la corrupción en la multiplicación de instancias", aseveró.

Además, dijo, se deben simplificar los trámites y tener muy claro cómo lograr agilidad en el otorgamiento de permisos.

Opinó que por el bienestar de la sociedad y elevar la calidad de vida de los capitalinos con más servicios eficientes se podrá establecer la política de vivienda con metas precisas, instrumentos financieros y regulación sencilla y aceptable, ajena a la corrupción.

Luego de conocer el proyecto que presentaron los desarrolladores de vivienda, quienes plantearon un programa de construcción de 429,000 viviendas de 2012 a 2018, que generaría 2.7 millones de empleos fijos y una derrama económica a la ciudad de 700,000 millones de pesos, la candidata expuso su propuesta de vivienda.

Dijo que es una estrategia de planeación entre el Distrito Federal, Zona Metropolitana y Valle de México sustentada en el Artículo 25 Constitucional, para hacer un Programa de Desarrollo Integral en una articulación de los recursos del gobierno federal, del Distrito Federal y del estado de México y demás gobiernos que inciden en el área metropolitana.

De esta manera se permitirá tener el Programa Regional de Desarrollo y así negociar y concertar presupuestos multianuales, para articular una visión de mediano plazo que permita resolver los problemas de infraestructura urbana de la zona y articular la estrategia de vivienda de la zona, detalló.

Ofreció una estrategia de financiamiento que haga posible que los redescuentos en materia de vivienda de la banca comercial no estén sólo articulados al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), o al Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste).

Paredes Rangel agregó que se debe tener un diseño que permita el financiamiento a tasas preferenciales para los desarrolladores y cajones de financiamiento que incidan en la temática de la infraestructura del entorno.

También propuso articular un Sistema Financiero para el Distrito Federal, que sería hacer convenios con la banca comercial, destinar líneas de crédito específicas por volúmenes en corto y mediano plazo; replantear la participación de Nacional Financiera y Banca de Desarrollo, y que ésta pueda abordar temas de infraestructura.

Planteó el desarrollo planeado para evitar las invasiones, para lo cual se tienen que tomar decisiones vanguardistas, como los criterios para el uso de suelo y garantizar una perspectiva de planeación para la expansión de vivienda.

Además, negociación con los poseedores de la tierra y de articulación para prevenir la dotación de infraestructura adecuada a las áreas.

Paredes Rangel reconoció que la realidad de demanda de vivienda está rebasada y se resolvió con invasiones, lo que agrandó el problema en el entorno de la ciudad, crecimiento desordenado, ante la urgencia y necesidad de vivienda, lo que los hizo presa de botines con fines políticos.

Propuso que se desarrollen planes de vivienda ecológica, casas con facilidades para la tercera edad y convencer a la gente de que un nuevo desarrollo es para el incremento económico y social de la zona y evitar conflictos vecinales.

Además, conciliar la construcción de zonas habitacionales con el entorno urbano como transporte y servicios, es decir, concepción vial, con una política vigorosa de estacionamientos, estrategia clara de cómo se va a mover el entorno a la construcción de vivienda, añadió.

MIF