La destitución de un coordinador de bancada, en el Senado de la República, no es nuevo. El Partido Acción Nacional (PAN) pasó en dos ocasiones, en el 2008 y 2013, por una situación similar a la que vive el PRD.

En el 2013, el entonces dirigente nacional del blanquiazul, Gustavo Madero, removió al coordinador del PAN en la Cámara Alta, Ernesto Cordero.

Aunque en los estatutos de Acción Nacional no hay una mención específica sobre la remoción de algún coordinador, sí se señala que es una atribución del presidente del partido, el nombramiento del coordinador con una previa consulta de los senadores panistas.

Las razones para la destitución de Cordero se debieron a las constantes críticas que hizo desde el Senado al Pacto por México, convocado por el presidente Enrique Peña Nieto y que el PAN en su conjunto había apoyado, además de presentar una propuesta propia sobre la reforma político-electoral, 24 horas después de que el partido presentara la suya.

Antes, en el 2008, Germán Martínez retiró de la coordinación del PAN en el Senado a Santiago Creel, esto como conclusión de las reuniones mensuales del Comité Ejecutivo Nacional (CEN).

Las razones para su remoción, se dijo en aquel entonces, fueron sus posturas ante la reforma energética que se discutía en el Legislativo.

Santiago Creel tuvo desencuentros con el presidente nacional de su partido, Germán Martínez y el entonces presidente de la República, Felipe Calderón.