Para Silvano Aureoles Conejo, la pretensión del PRI de impulsar en el Congreso de la Unión la aprobación -para antes del próximo 1 de diciembre, cuando Enrique Peña Nieto tomará posesión como nuevo Presidente de la República- de tres grandes reformas en materia de transparencia, combate a la corrupción y regulación del gasto de publicidad de gobierno en medios de comunicación no es novedad, sino temas ya muy viejos.

En opinión del coordinador del grupo parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados durante la LXII Legislatura, que entrará en funciones el 1 de septiembre, su bancada habrá de revisar a fondo las iniciativas que en la materia presente el PRI en ambas cámaras del Congreso mexicano para saber si su intención es buena o no.

Queremos saber hasta dónde quiere llegar efectivamente el PRI en esta materia, si es solamente un asunto de mea culpa, de decir ‘como nosotros ya fuimos beneficiarios de las lagunas o de esta posibilidad de discrecionalidad que da la norma’, como ya se beneficiaron, ahora plantean regularlo. Queremos ver hasta dónde van a llegar o si solamente es adelantarse, como dicen en mi tierra, a ponerse el huarache antes de la espinada .

Si hay medios a los que no se les da publicidad gubernamental, amplió, no es por falta de recursos, sino por censura y porque no alaban al gobierno en turno.

A decir suyo, la pretendida reforma en esa materia es un tema ya muy viejo, llevado y traído, que por cierto durante casi seis años bloqueó el PAN y en los últimos tres años bloqueó el PRI, por obvias razones .

Insistió en que no se trata de temas nuevos, sino que llevan años atorados en el Congreso. Son temas ya muy añejos que, por cierto, algunos de ellos tienen años de haberse presentado las iniciativas. La última fue la de la fiscalía anticorrupción, que se presentó en el Senado de la República, signada por todos los partidos políticos , concluyó el aún Senador.

El equipo de Enrique Peña Nieto anunció que fueron instaladas mesas de trabajo con Organizaciones No Gubernamentales como parte de los compromisos asumidos en la Cumbre Ciudadana para Construir un México Pacífico y Justo, de mayo pasado.

El equipo del virtual ganador de la Presidencia informó que el objetivo es acordar una agenda ciudadana.

Luis Videgaray Caso, coordinador de Políticas Públicas de Peña, se encargará de dar seguimiento a los acuerdos, y María Elena Morera, presidenta de la asociación civil Causa en Común, fungirá como facilitadora del diálogo entre el equipo del priísta y las organizaciones.

Morera refirió que si se aprovecha la energía de la sociedad, en alianza con los gobiernos, puede surgir la sinergia para transformar al país.

rramos@eleconomista.com.mx