Elementos ministeriales de la Fiscalía General de la República (FGR) detuvieron en Metepec, Estado de México, a José Ángel Casarrubias Salgado, alias el Mochomo, quien encabezaba a la organización criminal Guerreros Unidos, tras la detención de su hermano, Sidronio Casarrubias, ambos implicados en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

José Ángel Casarrubias apareció la semana pasada en un mapa que presentó la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), como parte de los líderes de organizaciones criminales que operan en el Valle de México.

Fue detenido el pasado miércoles con base en una orden de aprehensión por el delito de delincuencia organizada, y fue internado en el Centro Federal de Readaptación Social del Altiplano, en Almoloya, Estado de México.

En el 2015, la entonces Procuraduría General de la República ofreció una recompensa de 8.5 millones de pesos por información que llevara a su aprehensión junto con otros implicados en el caso, como Erick Sandoval Rodríguez, alias la Rana.

Las investigaciones apuntan a que, una vez capturados los normalistas, fueron entregados a integrantes de Guerreros Unidos y fue el Mochomo quien habría tomado la decisión de asesinarlos.

Son tres los hermanos Casarrubias, originarios del municipio de Teloloapan, Guerrero, que son ligados con el tráfico de droga de Guerrero a la ciudad de Chicago, Illinois, en Estados Unidos.

Sidronio Casarrubias fue consignado en el 2014 por su probable responsabilidad en la comisión de los delitos de delincuencia organizada, contra la salud y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Mario Casarrubias Salgado está sentenciado desde 2017 a 10 años de prisión por los delitos de portación de arma de fuego, contra la salud y posesión de cartuchos.

Mientras que José Ángel Casarrubias fue detenido por su posible relación con la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa.

Al menos 77 de los 142 involucrados en el caso Ayotzinapa ya fueron liberados, debido a irregularidades en su proceso de detención. Además de varios presuntos sicarios de Guerreros Unidos, fueron liberados 24 expolicías municipales de Iguala, Cocula y Huitzuco.

[email protected]