La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) ejecutó órdenes de aprehensión contra cuatro mandos del Centro de Readaptación Social (Cereso) de Apodaca por su presunta responsabilidad en actos de corrupción.

La dependencia dio a conocer en un comunicado que fueron aprehendidos el subinspector, Juan Francisco Medina Herrera, y el custodio Juan Carlos Espiricueta Vidal por presuntamente permitir el ingreso de objetos prohibidos y drogas.

NOTICIA: Arraigan a directivos y custodios del penal de Apodaca

Señaló que las detenciones se realizaron el sábado pasado junto con la aprehensión de los custodios Brígido Eleuterio Villanueva Vázquez y Miguel Ángel Hernández Martínez, quienes ya fueron presentados ante un Juez de Control.

A los detenidos se les imputó el delito contra la seguridad en un centro de detención, abuso de autoridad, y delito contra la salud, en su modalidad de narcomenudeo en su hipótesis de suministro.

A petición del Ministerio Público, el Juez ordenó que los detenidos fueran internados en prisión preventiva en el Penal del Topo Chico, y el jueves próximo se determinará si se les vincula a proceso.

Indicó que las detenciones se desprenden del operativo de revisión realizado por la Secretaría de Seguridad Pública del Estado el pasado 17 de febrero en el citado penal.

NOTICIA: Trasladan a 25 internos recapturados de Apodaca a Juárez

Ese día se localizaron 12 teléfonos celulares, 483 dosis de marihuana envueltas, 123 dosis de cocaína en polvo, y 107 dosis de cocaína en piedra, entre otros objetos prohibidos que ingresaron por el área de visitas del Cereso.

La PGJE remarcó que de acuerdo con el nuevo sistema de justicia penal, a los mandos se les presume inocentes y serán tratados como tales en todas las etapas del procedimiento, mientras no se declare su responsabilidad mediante sentencia emitida por el órgano jurisdiccional.

erp