Como parte del relanzamiento de las relaciones México-Cuba, el priísta Enrique Peña viajará hoy por la noche a La Habana por una visita oficial y participar en la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) del 27 al 29 de enero.

La visita de Peña Nieto a la isla, que incluye un encuentro con el mandatario Raúl Castro, se realiza después de dos sexenios panistas de enfriamiento de la relación bilateral, tras desencuentros tales como el protagonizado por Vicente Fox y Fidel Castro, conocido como comes y te vas , en el 2002, cuando el entonces Presidente mexicano le pidió al líder cubano acortar su presencia en una cumbre en Monterrey para evitar roces con Estados Unidos.

Cuba es ahora la sede de la cumbre de la Celac, una organización intergubernamental regional compuesta por 33 países, cuyo propósito es profundizar la integración política, económica, social y cultural de Latinoamérica y el Caribe, de acuerdo con la descripción en el sitio oficial cubano de la Cumbre.

Chile ejerció la primera presidencia pro témpore de la Celac hasta enero del 2013, cuando entregó el cargo a Cuba, que a su vez lo traspasará a Costa Rica en la cumbre que se realizará este año en La Habana .

La Secretaría de Relaciones Exteriores de nuestro país ha indicado que el gobierno ha impulsado una nueva etapa de las relaciones con América Latina y el Caribe, centrada en la promoción de mayor diálogo, entendimiento y cooperación, que contribuya a promover y proteger los intereses de México.

En noviembre del 2013, Cuba y México firmaron ocho acuerdos en áreas tales como comercio e inversión; extradición; cooperación en materia turística; sobre reconocimiento, y revalidación mutua de títulos, diplomas y estudios de educación superior, entre otros.

En ese mes, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, informó que México condonaría a Cuba 70% de una deuda de 487 millones de dólares contraída hace 15 años, con el Banco de Comercio Exterior.

mauricio.rubi@eleconomista.mx