El Partido Revolucionario Institucional (PRI) puntualizó que no defenderá a nadie que haya cometido un delito, pero advirtió que no aceptará un manejo faccioso de la justicia .

A través de un comunicado, el partido que encabeza Pedro Joaquín Coldwell rechazó cualquier intento de persecución política y uso partidista de la procuración de justicia en contra de adversarios políticos.

La difamación y la filtración mal intencionada de posibles investigaciones son ilegales y corresponden a prácticas de un gobierno autoritario , indicó el PRI tras la información difundida respecto de exgobernadores de Tamaulipas emanados de las filas priístas.

En el comunicado el Revolucionario Institucional indica que en los últimos años existen claros ejemplos de esa práctica , e incluye los casos de Arturo Zamora, candidato del PRI al gobierno de Jalisco, del llamado michoacanazo y los señalamientos a Manuel Añorve, aspirante del PRI al gobierno de Guerrero.

En ese contexto se inscribe también la imputación dolosa y temeraria de que los recursos asegurados al gobierno del estado de Veracruz iban destinados a apoyar campañas del PRI. Esto es absolutamente falso. Exigimos a quienes acusan que presenten las pruebas respectivas. Nos reservamos el derecho de recurrir a instancias legales , se lee en la comunicación del PRI.

MIF