Elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la PGR detuvieron al empresario Mario Ramón Olivarría Mendoza, su posible participación en operaciones de lavado de dinero para el ex gobernador ya detenido de Sonora, Guillermo Padrés.

Mario Ramón Olivarrías fue localizado y detenido por elementos de la Procuraduría General de la República en la garita peatonal fronteriza Dennis DeConcini, en Nogales, Sonora, luego de ser deportado por autoridades de Estados Unidos.

Se le acusa de su probable responsabilidad en la comisión de los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, y fue recluido en el Centro Federal de Readaptación Social 12, ubicado en Ocampo, Guanajuato.

En un comunicado, la Procuraduría informó que el empresario contaba con una orden de aprehensión por su relación con los delitos mencionados.

Mario Ramón Olivarrías fungía como apoderado legal del empresario Mario Humberto Aguirre Ibarra sobre quien pesan imputaciones por despojo con violencia en las personas en grado de tentativa, entre otros delitos.

De acuerdo con las investigaciones de la Procuraduría, Olivarría Mendoza participó como empresario en diversos contratos públicos con el gobierno de Sonora, los cuales habrían estado arreglados con Miguel Padrés Elías, hermano menor del exgobernador panista.

Actualmente, elementos de la Policía Federal Ministerial continúan la búsqueda de Miguel Padrés Elías, pues cuenta con una orden de aprehensión también por relación con delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada.

[email protected]