México.- Unos 9,300 de la policía federal y del ejército de México están desplazados actualmente en el estado de Michoacán, dijo el martes el Comisionado de Seguridad para esa conflictiva demarcación, Alfredo Castillo Cervantes.

Castillo dijo a la prensa extranjera que el grupo de fuerzas de seguridad está compuesto por 4,800 miembros de la policía federal y 4,500 efectivos del ejército.

Nombrado el 15 de enero coordinador de las fuerzas federales para combatir la violencia generada por grupos de narcotraficantes enfrentados con milicias conformadas por lugareños denominados grupos de autodefensas, Castillo aseguró que "los resultados ya se están dando".

"Todo nos da a pensar que la estrategia está dando los frutos esperados porque no hemos tenido derramamiento de sangre, porque se ha logrado tomar el control de manera pacífica, porque se está recuperando la confianza en la policía federal" recalcó el funcionario.

En mayo el presidente Enrique Peña Nieto envió a Michoacán refuerzos para los operativos federales para hacer frente a los enfrentamientos cada vez más violentos entre los carteles de drogas, en especial el de Los Caballeros Templarios, y varios grupos de milicias formadas a partir de febrero de 2013 para enfrentar sus sistemáticos ataques, según sostienen sus líderes.

Frente a la amenaza de nuevos enfrentamientos, el gobierno hizo un llamado la semana pasada a las milicias para que se desarmen, al tiempo que envió refuerzos a las fuerzas de seguridad de las comunidades consideradas bastiones de Los Caballeros Templarios.

"Lo más importante es neutralizar sus capacidades de operación, organización, reclutamiento, financiamiento y generación de violencia", añadió Castillo.

Mientras tanto, el gobierno federal y el Gobierno del Estado de Michoacán, sostuvieron en una declaración conjunta que desde la puesta en marcha del operativo el lunes 13 de enero se han detenido 72 "probables responsables de actos ilícitos" en esa demarcación.

mfh