La desigualdad tiene un impacto negativo en el desarrollo humano de México, detectó el PNUD en su Informe sobre Desarrollo Humano 2016 .

Lanzado este martes en Suecia por la administradora del PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo), Helen Clark, el reporte titulado Desarrollo humano para todas las personas , calcula el Índice de Desarrollo Humano (IDH), mediante el análisis de datos estadísticos del 2015 de 188 países y territorios reconocidos por la ONU.

México está colocado en el lugar 72 de las 188 naciones medidas y se ubica dentro de la categoría de países con un alto índice de desarrollo. Entre 1990 y el 2015, la calificación de IDH otorgada a México pasó de 0.648 a 0.762, en una escala donde 1 representa las mejores condiciones y 0 las peores. Ello representa un incremento de 17.5 por ciento.

El PNUD detalla que el IDH es un índice compuesto, que se centra en tres dimensiones básicas del desarrollo humano: la esperanza de vida al nacer; los años promedio de escolaridad y el ingreso nacional bruto per cápita, el cual refleja la capacidad de lograr un nivel de vida decente.

Los progresos que ha presentado el país se centran en un aumento en la expectativa de vida; la permanencia en los años de escuela, así como en el Producto Interno Bruto, el cual se incrementó en 34.9% entre 1990 y el 2015. Sin embargo, la calificación de desarrollo humano se ve afectada por la desigualdad.

Cuando se contempla el factor inequidad, la escala de 0.762 del IDH mexicano cae a 0.587, lo que significa una pérdida de 22.9 por ciento.

De acuerdo con cifras del 2012, en México 6.0% población es multidimensionalmente pobre, y 10.1 adicional vive cercano a esta condición.

A nivel mundial, los investigadores del PNUD encontraron que aunque en promedio el nivel de desarrollo humano mejoró considerablemente en todas las regiones del mundo entre 1990 y el 2015, una de cada tres personas sigue viviendo en bajos niveles de desarrollo humano, según el IDH.

[email protected]