Jesús Valencia, jefe delegacional de Iztapalapa, solicitó licencia de su cargo bajo el argumento de no querer entorpecer la investigación que realizan la Contraloria y la Procuraduría capitalina, por presunros casos de corrupción por licitaciones a cambio de dinero o favores.

Jesús Valencia presentó la solicitud de licencia al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera y entrará en vigor a partir del lunes 19 de enero.

"Me voy con la conciencia tranquila de que no cometí ningún delito", dijo.

El jefe delegacional de Iztapalapa dijo que dicha solicitud no está relacionada con la búsqueda de algún cargo de elección popular duramte las póximas elecciones.

"Si ese fuera mi único objetivo, no tendría necesidad de renunciar. Si seré candidato o no, es una decisión que hasta este momento no he tomado", dijo.

El jefe delegacional se vio involucrado en un percance automovilístico a mediados de diciembre en una camioneta de la empresa Amexire, proveedora de la delegación.

Con información de Milenio

rarl