La ayuda a una persona necesitada es la principal motivación de la mayoría de los mexicanos que reconocen dar limosnas, a pesar de que en la actualidad son de menor cantidad, indicó un estudio del Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE).

Los resultados de la encuesta también contrastan entre la percepción de 71.8%, que reconoció que son menos caritativos que antes y la generosidad de 78.5%, quienes acostumbran dar limosna, como una ayuda al prójimo.

Aunque la época decembrina estimula actos generosos de ese tipo, sólo 12% de los consultados creen que en la actualidad la sociedad es más compartida y 14% sienten que es igual que en otras épocas.

El GCE ejemplificó que dar limosna, como un acto de generosidad, es una acción que únicamente 13% lo hace en más de cinco ocasiones al día, 27.3% una vez y 18.2% al menos dos veces en 24 horas.

Especificó que 26.9% regala más de seis pesos; 20.3% dona cinco; 14% da tres pesos, 15.3% da dos y 13.9% un peso; 3.2% cuatro y 2.1% no da nada.

Entre las razones por las que dan ese dinero, destacan ayudar al prójimo, lástima, obligación moral, no sentirse mal, pena cuando otros dan y querer ganarse el cielo.

hbr