Ante un desencuentro de prioridades entre México, Canadá y Estados Unidos, en relación con la importancia que se le otorga a la región de América del Norte, la Cumbre de Toluca, que iniciará el próximo 19 de febrero, no redundará en un pronunciamiento claro sobre el valor de trabajar en la agenda trilateral, expresó el embajador Andrés Rozental.

En entrevista, el diplomático y hoy director de la consultoría Rozental & Asociados, destacó que mientras México busca impulsar la competitividad de la región norteamericana, sus vecinos del norte no se encuentran en la misma sintonía. Desde inicios de la administración del presidente Enrique Peña Nieto, el Ejecutivo federal ha expresado su interés en consolidar a la región como la más competitiva y dinámica del mundo.

Este 19 de febrero, los líderes de Estados Unidos, Canadá y México se reunirán en Toluca, Estado de México, para entablar un diálogo que aborde temas de cooperación trilateral, como migración, seguridad, educación, intercambio tecnológico y comercial.

Si bien para el embajador Rozental se requiere discutir asuntos nuevos que hace 20 años no entraron en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), además de imprimir dinamismo a la región norteamericana para que, a través de medidas precisas, se abran fronteras, faciliten negocios, se promuevan los intercambios académicos y se agilice el tránsito comercial, los gobiernos de Canadá y Estados Unidos no han mostrado la voluntad política para hacer de este hemisferio su prioridad.

El trilateralismo es un pronunciamiento político que los tres líderes deberían hacer, para decir que la región de América del Norte es prioritaria , dijo Rozental y agregó que una región más integrada incluye un perfil trilateral y amable, para dar pie a más negocios, con menos trabas y obstáculos.

Las relaciones bilaterales son evidentes, sin embargo, hay problemas como la seguridad y la falta de homologación en las aduanas, que se abordarían mejor desde una perspectiva regional. A decir de Rozental, la última vez que se mostró voluntad para impulsar la competitividad de América del Norte fue hace 20 años, en las negociaciones del TLCAN.

Al debilitarse América del Norte ante otras regiones del mundo se pierden oportunidades. Lo que no se haga para facilitar el comercio, la inversión y la relación económica va a redundar en el perjuicio de las tres economías y el desarrollo de los tres países.

Y es que las economías de México, Estados Unidos y Canadá están íntimamente ligadas. De acuerdo con cifras dadas a conocer por la Secretaría de Relaciones Exteriores, en el 2012 la participación de los países en el comercio intraregional fue de: México, 18.5%; Canadá, 24.5%, y Estados Unidos, 57 por ciento. Vale destacar que los países vecinos del norte invirtieron en tierras nacionales 176.2 millones de dólares entre enero de 1999 y junio del 2013, lo que representa el 52.5% de la Inversión Extranjera Directa total recibida por el país en ese lapso.

Ahora no ha habido una voluntad política expresada más que en discursos. Ni en Canadá ni en Estados Unidos , afirmó el embajador Andrés Rozental.

Afirma embajador en Canadá

Harper no tocará el tema de visas a su país

El tema de la eliminación de las visas que Canadá solicita para el ingreso de turistas mexicanos podría quedar fuera de las pláticas bilaterales, expresó Francisco Suárez Dávila, embajador de México ante Canadá.

No tenemos ningún indicio de la parte del gobierno canadiense sobre una solución , dijo en conferencia de prensa celebrada en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

El primer ministro de Canadá, Stephen Harper, llevará a cabo su primera visita bilateral a México del 17 al 18 de febrero.

Al respecto, Suárez Dávila anunció que la visita bilateral persigue una agenda de gran alcance que incluye temas comerciales, de inversión, educación, tecnología y energía.

Sin embargo, reconoció que el tema del visado canadiense presenta especial complejidad y se encuentra en manos de ellos la resolución del mismo.

Nosotros hemos hecho nuestra tarea, es un tema que va a continuar negociándose (...), la respuesta la tiene la otra parte , expresó.

Consultado aparte, el ex Subsecretario de la Cancillería mexicana, Andrés Rozental, expuso que la imposición de la visa a mexicanos, establecida en el 2010, dañó la relación bilateral, desde el punto de vista de la diplomacia y la economía. Muchas empresas canadienses del ramo del turismo han presentado pérdidas porque ha bajado sensiblemente el flujo de viajantes mexicanos. De acuerdo con el organismo oficial Estadísticas de Canadá, el volumen de turistas mexicanos a ese país cayó 49 por ciento.

Cifras de la relación entre las tres naciones

Haz clic en la imagen para ampliarla

[email protected]