El Grupo de Trabajo que redactará la Constitución para la Ciudad de México debe armonizarla con la Carta Magna en materia de derechos fundamentales de quienes viven, transitan y reclaman igualdad ante la discriminación, recomendaron Patricia Olamendi Torres, representante de México ante la OEA, y José Ramón Amieva Gálvez, titular de la Sedeso.

De igual forma será el reto para aquellos 100 notables que resulten elegidos para tal privilegio -40 nombrados directamente y 60 que serán electos por los capitalinos en junio próximo- concretar la homologación local-federal; de lo contrario, no podrán ejercerse sin la debida armonización con leyes secundarias que tienen que complementar el texto de la Constitución política , expusieron en la ALDF.

Por su parte, Jacqueline L’hont Tapia, presidenta del Consejo para Prevenir y Erradicar la Discriminación, y el coordinador Educativo de la CNDH, Jonathan Sandoval, coincidieron en que la Constitución debe ser un ordenamiento jurídico de avanzada, que responda no sólo a la población que actualmente vive y visita la capital sino para las futuras generaciones .

El diputado Juan Gabriel Corchado Acevedo, moderador de la mesa Hacia una nueva alianza constitucional por la Ciudad de México , dijo que ante las acciones que se deben consultar a la sociedad para elaborar la Constitución capitalina.

Olamendi Torres manifestó que no basta con que los derechos queden plasmados en la Constitución capitalina, si no existen los mecanismos adecuados para respetarlos (...) tiene que haber una cláusula de garantía para los ciudadanos y de obligatoriedad para la autoridad .

rtorres@eleconomista.com.mx