El Instituto Federal Electoral (IFE) regresó a su Unidad de Fiscalización (UF) -para una segunda revisión- el proyecto que planteaba una multa de más de 129 millones de pesos a la campaña de Andrés Manuel López Obrador, y consideraba que la campaña del presidente Enrique Peña Nieto no incurrió en rebase en el tope de gastos de campaña.

Con esa decisión, el IFE obligó a su Unidad de Fiscalización a explicar en esa segunda revisión los criterios de prorrateo (diferenciación del gasto) que se aplicó en particular a la campaña presidencial Compromiso por México (PRI-PVEM), a la cual sólo se le sumaron 3 millones 963,163 pesos a su gasto de campaña de los más de 50 millones que utilizó el tricolor para la triangulación de dinero para adquirir tarjetas de beneficios del banco Monex.

De esa forma, la UF tendrá que presentar en julio próximo un nuevo resolutivo, en el que se podrían mantener las multas que se preveían para las cuatro campañas presidenciales o bien, modificarse, particularmente, por el mecanismo de prorrateo.

Sin embargo, los consejeros electorales rechazaron que el nuevo proyecto contenga una fórmula diferente a la planteada en el artículo 177 de su Reglamento de Fiscalización.

Y es que los consejeros Benito Nacif y Alfredo Figueroa propusieron modificar ese artículo para que se aplicara la misma fórmula de prorrateo a las cuatro campañas presidenciales, de senadores y diputados, y que no se dejara 50% libre del gasto para que los partidos puedan diferenciarlo.

El consejero Lorenzo Córdova fue quien propuso al Consejo General del IFE el regreso del proyecto a la UF, en lo que fue apoyado por los consejeros Alfredo Figueroa, María Marván, Macarita Elizondo y Benito Nacif, con lo que lograron la suma de votos para ese efecto.

El presidente del IFE, Leonardo Valdés, y los consejeros Marco Antonio Baños y Francisco Guerrero votaron en contra de la propuesta, mientras que el consejero Sergio García Ramírez se excusó de la votación, pues informó que ya notificó a la Cámara de Diputados sobre su renuncia al cargo.  

La fiscalización fue conducida con reglas ampliamente difundidas y conocidas por los partidos políticos, discutidas y aprobadas por este Consejo General conforme a los más altos estándares internacionales en materia de auditoría , dijo Valdés Zurita al pronunciarse en contra del regreso del proyecto a la UF.

Con esa decisión, la UF tendrá que hacer una revisión a su proyecto, que originalmente planteaba que las campañas presidenciales de Enrique Peña Nieto, Josefina Vázquez Mota y Gabriel Quadri no incurrieron en rebase en el tope de gastos de campaña, pero la campaña del Movimiento Progresista (PRD, PT y MC) que postuló a Andrés Manuel López Obrador habría gastado 62 millones de pesos más de lo permitido, por lo que planteaba una multa para esos partidos por 129 millones 829,948 pesos.

[email protected]