El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó, por 415 votos a favor, uno en contra y cero abstenciones, aumentar de 60 a 65 años de prisión como pena máxima a quien cometa el delito de feminicidio.

El dictamen, que se turnó al Senado para su análisis, prevé reformas a los artículos 25, 261 y 325 del Código Penal Federal, en las que se propone también aumentar de ocho a 10 años de prisión a los servidores públicos que entorpezcan las investigaciones de este delito.

Además de que, quien cometa el delito de abuso sexual en una persona menor de 15 años de edad o en una persona que no tenga la capacidad de comprender el significado del hecho, se le impondrá una pena de 10 a 18 años de prisión.

Durante la sesión ordinaria, con pañuelos morados y zapatillas rojas, las y los legisladores protestaron contra los feminicidios de Ingrid Escamilla y Fátima.

A través de un acuerdo de la Junta de Coordinación Política y la Mesa Directiva de la Cámara Baja, las y los diputados hicieron un llamado a las autoridades de seguridad y de procuración de justicia para que garanticen el acceso y derecho a una vida libre de violencia para las mujeres.

Solicitaron actualizar los protocolos de investigación y mejorar las capacidades de los policías encargados de las indagatorias por denuncias de violencia contra niñas y mujeres.

La investigadora en violencia de género, Elizabeth Leyva, del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), ha señalado que de nada sirve aumentar las penas, ya que lo que se necesita para atacar los altos niveles de feminicidio, es mejorar los protocolos de investigación y plantear políticas públicas en la materia.

Investigan dilación

Ernestina Godoy, fiscal general de la capital, informó que entre 10 y 12 servidores públicos son investigados por la Visitaduría Interna para determinar si hubo alguna omisión o dilación al integrarse la carpeta de investigación por la desaparición de Fátima, a fin de fincar sanciones administrativas y hasta penales, en su caso.

Agregó que los protocolos que existen se cumplieron y activaron una búsqueda inmediata del paradero de Fátima. Sin embargo, reconoció que no fueron suficientes para lograr su localización con vida.

Por la tarde-noche, la Secretaría de Seguridad capitalina informó que se dio con el domicilio de la mujer que aparece en el video junto a Fátima y que está ubicado en la alcaldía de Xochimilco, en el cual se llevó a cabo un cateo en el que se encontraron prendas de la menor y de la mujer que la sustrajo. (Con información de Notimex)

Aumentan secuestros de mujeres

En el 2018 se registraron 1,834 secuestros en el país, de los cuales 330 fueron cometidos contra mujeres (17.9 por ciento).

En el 2019 se reportaron 1,887 casos, de los cuales 410 fueron en perjuicio de mujeres, equivalente a 21.7%, es decir, cada vez más mujeres son víctimas, reportó la organización Alto al Secuestro, que preside Isabel Miranda de Wallace.

La asociación indicó que los estados donde secuestraron a más mujeres en el periodo 2018-2019 fueron: Veracruz (147 víctimas), Estado de México (103) y CDMX (76). (Jorge Monroy)

[email protected]