El Congreso del Estado de Sinaloa aprobó este martes extender las figuras del matrimonio y concubinato a las personas del mismo sexo.

Con el voto unánime de 23 diputadas y diputados, el Congreso local reformó los artículos 40 y 165 del Código Familiar de la entidad federativa, con lo que se establece que el matrimonio "es una institución por medio de la cual se establece la unión voluntaria y jurídica de dos personas, con igualdad de derechos, deberes y obligaciones, en la que ambos se procuran respeto y ayuda mutua".

En tanto, define al concubinato como "la unión de dos persona, quienes sin impedimentos legales para contraer matrimonio, hacen vida común de manera notoria y permanente durante dos años continuos o más".

El dictamen aprobado por el Pleno fue turnado al Ejecutivo para que entre en vigor al día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial de el Estado de Sinaloa.

"El Ejecutivo del estado contará con un plazo de 60 días naturales para adecuar sus disposiciones reglamentarias a lo establecido (...) Se deberán adecuar los formatos de actas de matrimonio emitidas por el Registro Civil para los efectos de este Decreto", detalló el Congreso local en un comunicado.

El documento avalado por los legisladores sinaloenses se realizó a partir de seis iniciativas, cinco modificaban los conceptos de matrimonio y de concubinato, con el propósito de dar un alcance y efecto más amplio para que dos personas, sin importar su sexo, puedan realizar esos actos jurídicos.

Estas modificaciones aprobadas se lograron luego de que un juez federal ordenó al Congreso de Sinaloa que reconociera este derecho.

Cabe recordar que el 18 de junio de 2019 la LXIII Legislatura votó el dictamen que reformaría estos artículos, en materia de matrimonios igualitarios, pero fue rechazado por no alcanzar la mayoría de votos requeridos.

Ante la no aprobación se interpuso una demanda de amparo por parte de activistas y organizaciones civiles inconformes, lo que les permitió obtener una sentencia favorable, en el sentido de que el Congreso sinaloense debía legislar y autorizar el denominado matrimonio igualitario.

"El Poder Legislativo sinaloense hace efectivos los derechos a la igualdad y no discriminación establecidos en el artículo 1 de la Constitución Política de los Estados Unidos", explicó el Congreso local.

En noviembre del 2006, la Asamblea Legislativa del entonces Distrito Federal aprobó la Ley de Sociedad de Convivencia, con lo que México se convirtió en el país número 14 en el mundo en legislar positivamente al respecto. En 2009, esta instancia avaló el matrimonio como la unión libre entre dos personas.

En el 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJNsentó jurisprudencia en el sentido de que la exclusión de parejas del mismo sexo para contraer matrimonio es inconstitucional.

Cerca de la mitad de las entidades federativas reconocen y permiten la celebración del matrimonio igualitario ya sea que adecuaron sus legislaciones o bien que son permitidos por orden de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Con las reformas aprobadas este martes, Sinaloa se suma a las entidades federativas que han reformado su Código Civil para garantizar este derecho.

Las entidades que permiten el matrimonio igualitario sin tener que solicitar un amparo son: 

  • Aguascalientes 
  • Baja California Sur
  • Campeche
  • Chiapas
  • Chihuahua
  • Ciudad de México
  • Coahuila
  • Colima
  • Hidalgo
  • Jalisco
  • Michoacán
  • Morelos
  • Nayarit
  • Nuevo León
  • Oaxaca
  • Puebla
  • Quintana Roo
  • San Luis Potosí
  • Tlaxcala

kg