Para tratar de combatir el narcomenudeo y la violencia que se han cometido en instalaciones universitarias, la Secretaría de Gobernación (Segob) y la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) acordaron implementar un plan de reconstrucción del tejido social, principalmente en la UNAM y el IPN, en conjunto con un trabajo de inteligencia policiaca para detener a quienes comercializan droga con estudiantes.

“Estamos hablando de asuntos muy específicos, de denuncias muy específicas, que implicarían persecución de delincuentes, que puede ser fuera del campus, y si fuese necesario dentro de algún campus, sin violentar autonomías, pero cuidando y salvaguardando los derechos de una comunidad”, explicó el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida.

Argumentó que “en el país no puede haber ínsulas” y la amenaza que representan los fenómenos delictivos, particularmente el consumo de drogas en jóvenes, “no solamente amenaza a las instituciones educativas, amenaza a la célula básica de nuestra sociedad, que son las familias”.

Por ello, el funcionario dijo que se trata de una respuesta del Estado mexicano a los asesinatos y balaceras cometidas en instalaciones de la UNAM. “No es una respuesta represiva, es una respuesta clara de poner a disposición del juez a quien infringe la ley y a quien esté envenenando a la juventud, ponerlo a disposición de un juez, vincularlo a proceso y que reciba una sentencia”, advirtió.

Navarrete Prida reconoció que el país enfrenta un fenómeno muy complejo, que es la delincuencia y la debilidad institucional y una de sus vertientes, dijo, es “el crecimiento de los mercados de consumo interno en México de drogas, que afectan fundamentalmente a un grupo muy vulnerable de la población, que son los jóvenes”.

Aclaró que el plan conjunto con las universidades no implica la represión al consumo por parte de los estudiantes, pero sí sobre el tráfico ilegal, sobre la venta y la violencia, mediante la educación, la intervención oportuna, la prevención y la rehabilitación.

En la firma del convenio entre la Segob y la ANUIES, el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, aseveró que nadie —ni las universidades— han sido ajenas a la violencia e inseguridad que se vive en nuestro país desde hace más de 10 años.

“Las confrontaciones por los espacios y los constantes enfrentamientos de los grupos criminales han generado cada vez más violencia, misma que ya afecta la seguridad y el sano desarrollo de las instituciones, entre ellas, por su puesto, nuestras instituciones educativas y eso no lo podemos permitir”, expresó.

“Vivimos momentos y entornos difíciles, pero no podemos claudicar. Las adversidades pueden superarse si buscamos en conjunto soluciones respetuosas, informadas, firmes y creativas”, sentenció.

El rector de la Máxima Casa de Estudios argumentó que, entre el 2016 y el 2017, el consumo de drogas entre jóvenes de 12 a 17 años se incrementó de 1.5 a 2.9% y el consumo de mariguana creció de 2.4 a 5.3 por ciento.

Por su parte, el secretario general de la ANUIES, Jaime Valls Esponda, dijo que las instituciones educativas se comprometen a reconstruir el tejido social dentro de las universidades y a crear programas académicos para la prevención del delito.

“Para coordinar acciones en materia de seguridad, con especial énfasis en la prevención social del delito, se trata de un importante instrumento que nos permitirá proveer de tareas de inteligencia y conocimiento, formación y fortalecimiento de las capacidades”, indicó.

El director general del Instituto Politécnica Nacional (IPN), Mario Alberto Rodríguez, manifestó que esta institución fortalecerá sus capacidades para que la comunidad estudiantil se desarrolle en un ambiente seguro, porque es condición para su aprendizaje y la seguridad es su derecho, enfatizó.

invitarán a candidatos

El secretario general de la ANUIES, Jaime Valls Esponda, afirmó que el país está viviendo un “complejo proceso electoral” que culminará con una “metamorfosis inevitable” en materia política, social y económica.

Expuso que para matizar el “vértigo” que causa en las personas el cambio, en conjunto con el Instituto Nacional Electoral y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se llevarán a cabo mesas de análisis de las plataformas electorales de los candidatos a la Presidencia, a quienes se les invitará a las universidades para que expongan sus planes de trabajo, sobre todo en materia educativa, ciencia y tecnología e innovación.

Luego, entrevistado por El Economista, Jaime Valls dijo que no se invitará a los candidatos a debatir, sino a que presenten sus propuestas.

“La ANUIES lo ha hecho históricamente hace seis años y hace 12 años y han participado los candidatos; es una nueva invitación a este foro de análisis de temas estratégicos”, mencionó.

“La ANUIES tiene un documento que hemos venido preparando a través de la participación de todas las asociadas. Ya está el documento, se lo vamos a presentar a los candidatos, a todos los candidatos que asistan, para conocer en su caso las propuestas que ellos tengan en temas específicos”, comentó.

NECESARIAS, HERRAMIENTAS DE LAS PROPIAS INSTITUCIONES

La especialista en temas de educación superior y seguridad, Angélica Garnica Sosa, celebró el acuerdo signado entre la ANUIES y la Segob, sin embargo, advirtió que es necesario que el tema “se concrete a un nivel de protocolo, de actualización del Manual (de Seguridad para Instituciones de Educación Superior: Estrategias para la Prevención y Atención), y que se puedan generar herramientas de las propias instituciones educativas para atender ese tipo de problemáticas”.

La autora principal del Manual, publicado por la ANUIES, advirtió que en los últimos ocho años no se han concretado las acciones que permitan atender de manera contundente y a nivel preventivo las problemáticas en materia de seguridad dentro de las instituciones. (Con información de Ana Langner)