Con una balanza comercial en el 2015 que asciende a los 240.9 millones de dólares, los gobiernos de México y de Cuba tendrán un nuevo encuentro este viernes en Mérida, como parte de este proceso que se ha calificado de relanzamiento de relaciones, a partir del regreso priista a Los Pinos.

Para la directora del Centro de Estudios Internacionales del Colegio de México, Ana Covarrubias, entre los temas a tratar en la reunión Raúl Castro-Enrique Peña se encontrarían el comercio y la migración.

Explicó que la paulatina normalización entre Cuba y EU tiene su propia lógica bilateral, por lo que consideró que, de momento, la visita a México del presidente de Cuba se enfocará en reforzar la relación, independientemente de lo que pase entre cubanos y norteamericanos.

En términos de la relación comercial México-Cuba, la especialista observa que está latente la oportunidad de hacer negocios en la isla, aunque menciona que el panorama se observa difícil porque se desconoce lo que seguirá como parte de la normalización con EU, principalmente por el embargo que aún prevalece.

Coincide que el regreso del PRI a Los Pinos ha mejorado la relación, la cual se vio deteriorada con el panista Vicente Fox.

Sin embargo, aclara que con el actual gobierno tampoco se trata de una relación como la registrada durante la Guerra Fría.

Ya la relación no tiene ese contenido político-ideológico que tuvo durante la Guerra Fría, que le servía mucho a los dos gobiernos. Ahora tendrán que ser cuestiones más pragmáticas, específicas, como la migración, el comercio, el turismo , detalla la doctora en Relaciones Exteriores por la Universidad de Oxford.

La experta opina que el gobierno de Peña encontró en el caso cubano una oportunidad para volver a recuperar su presencia, en general, con América Latina.

Comercio bilateral

Cifras de la Secretaría de Economía mexicana refieren que para este 2015 la balanza comercial anual bilateral ha ascendido a 240.9 millones de dólares.

Entre los principales productos importados por México procedentes de Cuba está el papel, el ron y los puros. En contraparte, los productos mexicanos exportados a los cubanos son: grasas y aceites vegetales, polietileno, leche en polvo, tapas de aluminio y sulfato de amonio, entre otros.

Ambas naciones tienen firmados acuerdos en materia de comercio, inversión turismo, energía, pesca, transporte aéreo, aduanas y minería.

Cuba es el vigésimo primer inversionista en México, de entre los países de América Latina y el Caribe.