Al 31 de enero del 2016, se había evaluado a 99.47% del personal de mando y operativo de las instituciones de seguridad pública a nivel estatal y municipal del país, de los cuales 9.38% resultó no aprobado, revela una estadística de Causa en Común.

Con base en datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública a enero de este año, la organización civil reporta que se trata de 31,514 elementos policiacos que debieron entrar a un proceso de depuración, al no aprobar los controles de confianza.

De acuerdo con las cifras reportadas por la organización civil que encabeza la activista María Elena Morera, los estados con mayor porcentaje de mandos y operativos en activo no aprobados son: Veracruz con 35% de sus policías; Michoacán y Sinaloa, cada uno con 29%; Baja California Sur con 27%, y Nayarit con 21 por ciento.

En contraparte, las entidades con menor porcentaje de no aprobados son: Campeche con 0%, así como Chihuahua, Aguascalientes, Guanajuato, Coahuila, Nuevo León y Puebla con 1% por cada estado.

Cabe recordar que la semana pasada el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, a través de la Secretaría de Gobernación, anunció que hacia futuro se planea el retiro de las fuerzas federales en algunas entidades.

La presencia de militares en los estados ha sido para contrarrestar las debilidades institucionales que se han detectado en las instancias de seguridad pública estatales.

Podemos anunciarles(...) de algunos estados donde se ha cumplido esto (tener sólidas instituciones de seguridad), y donde entonces podemos ya anunciar el retiro (...) a los cuarteles de los soldados y de los marinos , dijo el pasado 22 de marzo el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, durante una reunión de seguridad en el estado de Michoacán.

Así, las cifras de Causa en Común muestran que para enero de este año cuatro estados habían alcanzado 100% en la evaluación de mandos y operativos en activo de las secretarías de Seguridad Pública o sus instituciones homólogas. Se trata de Baja California, Campeche, Sonora y Tabasco.

Las demás entidades rondaban por encima de 98 y 99% en la aplicación de controles de confianza.

En su informe de actividades 2015, Causa en Común expone que el año pasado el promedio nacional en materia de Desarrollo Policial fue de 6.1 (en una escala de 1 a 10), lo que implicaba que las policías estatales no habían desarrollado las condiciones institucionales necesarias para garantizar que sus integrantes tuvieran certidumbre de su carrera al interior de la institución, ni tampoco los mecanismos para fomentar que el trabajo que realizan de forma cotidiana sea profesional.

Uno de los principales hallazgos de esta investigación es que, pese a la existencia de un Sistema Nacional de Seguridad Pública, que cuenta con un Secretariado Ejecutivo encargado de emitir directrices y verificar el respeto de los compromisos estipulados en la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública (LGSNSP), las instituciones de seguridad pública estatales no han logrado consolidar sistemas de desarrollo policial eficaces , se lee en el reporte anual.

Asimismo, se advierte que los mecanismos de capacitación y evaluación están centrados únicamente en los individuos, sin contemplar a las instituciones como tal.

mauricio.rubi@eleconomista.mx