Arturo Mattiello, presidente de la Asociación Nacional de Consejos de Participación Ciudadana, afirmó que cerca de 40% de los habitantes del país, es decir casi 60 millones de habitantes, vive en zonas de alto riesgo relacionado con la inseguridad pública.

Durante la presentación del Semáforo Nacional Ciudadano y la Primera Encuesta Nacional Universitaria sobre la Violencia, las Drogas y el Delito, comentó que estas zonas tienen presencia continua de asesinatos, robos con violencia, secuestros y extorsiones, por mencionar algunos delitos.

Esta asociación enlistó algunos de los municipios catalogados como de alto riesgo, entre ellos figuran: Tijuana, Ciudad Juárez, Hermosillo, Ciudad Obregón, Nuevo Laredo, Saltillo, Torreón, Apatzingán, Uruapan, Chilpancingo, Ciudad Victoria, Tampico y Villahermosa.

Arturo Mattiello explicó que la metodología utilizada para determinar estas zonas se llevó a cabo con cifras oficiales como las reportadas en la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), además de reportes ciudadanos, monitoreo de prensa local, nacional e internacional, redes sociales, blogs y páginas de Internet.

La Asociación Nacional de Consejos de Participación Ciudadana refiere que 100 millones 358,991 habitantes en el país, es decir cerca de 85% de los mexicanos, viven en zonas de alto riesgo y medio riesgo.

Por estados, los más riesgosos son Michoacán, Guerrero, Estado de México, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz, y Zacatecas.

En contraste, sólo 18 millones 36,062 mexicanos viven en zonas de bajo riesgo, y se ubican en Yucatán, Campeche, Chiapas, Puebla, Querétaro y Baja California Sur.

Algunas de las propuestas que da la asociación nacional para mejorar la seguridad en las zonas de alto riesgo son: crear un fondo de recursos federales para los municipios que deseen convertirse en comunidades seguras certificadas por autoridades internacionales; crear un consejo ciudadano que opere con las diversas instancias competentes en el tema en los tres niveles de gobierno, así como crear una red de comunidades seguras en todo el territorio nacional.

Respecto de la Primera Encuesta Nacional Universitaria sobre la Violencia, las Drogas y el Delito, revela que 50% de los estudiantes tuvo acceso durante el 2013 a algún tipo de droga, mientras que casi 77% afirmó conocer a alguien que consuma regularmente algún tipo de sustancia ilícita.

Los lugares en donde los estudiantes encuestados dijeron que se cometen más delitos como robo (a transeúnte, vehículo, casa habitación) y extorsión son: en la calle, en la casa, en un lugar público, negocio, transporte, por mencionar algunos.

Finalmente, más de la mitad de los encuestados (53.2%) refirió que no acudió a la autoridad al momento de sufrir un delito, debido al miedo y desconfianza en la autoridad.

[email protected]