La revelación de conversaciones de gobernadores y el supuesto uso electoral de los programas sociales por parte del gobierno convirtieron ayer la tribuna de la Comisión Permanente del Congreso en una arena electoral, donde el PAN y PRI advirtieron un Kramer contra Kramer , para destituir de sus cargos al gobernador de Veracruz, Fidel Herrera (PRI) y al titular de la Secretaria de Desarrollo Social, Heriberto Félix (PAN).

A propuesta del diputado Sebastián Lerdo de Tejada, el PRI promovió un punto de acuerdo para citar a comparecer al secretario de Desarrollo Social, Heriberto Félix Guerra, el cual fue aprobado por todos los partidos -incluido el PAN en la Comisión Permanente.

Los priístas consideran que el funcionario ha permitido el uso faccioso de los programas sociales en favor del PAN. Incluso, Lerdo de Tejada no descartó que el PRI promueva en breve un procedimiento de juicio político en contra de Félix Cárdenas.

Quieren a la FEPADE

El punto de acuerdo también ordena la comparecencia de la titular de la FEPADE, Arely Gómez, para que informe sobre las denuncias electorales, que hay hasta el momento, y además de un funcionario de la Cofetel para que explique quién puede grabar conversaciones como las del gobernador Fidel Herrera.

Los legisladores pidieron a la Auditoria Superior de la Federación (ASF) que audite los recursos de la Sedesol para los programas sociales, pero también los recursos que reciben los gobernadores, con el fin de conocer si existe desvío de recursos para campañas electorales.

En ese marco, el coordinador del PAN en el Senado, Gustavo Madero, presentará hoy ante la Cámara de Diputados (donde el PRI tiene mayoría) la solicitud formal de juicio de procedencia en contra del gobernador de Veracruz, Fidel Herrara, por el presunto desvío de recursos que promueve en favor de los candidatos del PRI.

El vicecoordinador del PRD en San Lázaro, Guadalupe Acosta Naranjo, dijo que apoyarán esa solicitud e incluso, podrían hacerla extensiva al mandatario priísta de Oaxaca, Ulises Ruiz.

En ese marco, por más de tres horas, legisladores del PRI y PAN se acusaron mutuamente de prácticas de guerra sucia para retener y ganar territorios en las elecciones del 4 de julio próximo.

El PRD tampoco se salvó de la guerra de lodo de ayer, pues el diputado Héctor Ramírez Puga (PRI) acusó al coordinador perredista en el Senado, Carlos Navarrete, al vicecoordiandor en San Lázaro, Guadalupe Acosta Naranjo, y al líder del PRD, Jesús Ortega, de pedir al gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, dinero para financiar la campaña de Ortega en el 2008 para la presidencia de ese partido.

[email protected]