El líder nacional del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, expresó que la entrada de Imelda Calvillo Tello como nueva titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), es arbitraria y antidemocrática , ya que el gobierno está haciendo uso partidario de las instituciones.

"Hay un proceso de concentrar las instituciones nombrando funcionarios incondicionales para hacer un uso político partidario", manifestó.

En entrevista radiofónica, el priísta calificó como fundamentalista al presidente de la República, Felipe Calderón, tras la decisión del cambio en la fiscalía especializada.

Insistió que lo que se está viendo es que el gobierno federal y su partido están haciendo un uso partidario de las instituciones de procuración de justicia.

"Me parece que eso es muy grave para la higiene del proceso electoral", aseveró.

Con información de MVS Noticias.

MIF