Cada uno de los casi 100,000 votos de los mexicanos radicados en el extranjero que vía postal ha recibido el Instituto Nacional Electoral para la elección del próximo domingo tendrá un costo de 2,500 pesos, informó el consejero electoral Enrique Andrade.

Para la operación del voto extranjero se destinó un presupuesto por 280 millones de pesos. En los comicios del 2012, cada voto extranjero costó 3,000 pesos y 8,000 pesos en la elección del 2006.

Hasta el corte del pasado miércoles por la noche, la autoridad electoral había recibido 95,953 votos emitidos por ciudadanos mexicanos que viven en Estados Unidos (52,337), Canadá (6,976), España (3,641), Alemania (3,153) y Francia (246), los cuales ya son resguardados.

El límite para la recepción de sobres-voto vence mañana a las 8 de la mañana, 24 horas antes de que se abran las casillas en México para la jornada comicial del 1 de julio.

Para el escrutinio y cómputo de los referidos votos, el próximo domingo, a las 5 de la tarde, se instalarán 256 mesas en la sede del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, campus Ciudad de México, que serán operadas por 1,300 funcionarios de casillas seleccionados por insaculación.

Cifras de la CDMX

El Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) ha recibido 20,368 sobres-voto desde el extranjero para la elección de jefe de Gobierno, cuyo plazo de recepción vence a las 8 de la mañana del próximo sábado 30 de junio.

El consejero del IECM, Beltrán Miranda, dijo que con ese número de sobres entregados se tiene hasta el momento 71% de las personas registradas en la Lista Nominal de Electores Residentes en el Extranjero correspondiente a la Ciudad de México, cuya cifra es de 28,616 “y es el listado nominal de migrantes más grande que tiene del país”.

Ayer, consejeros electorales del IECM presenciaron el procedimiento de apertura y selección de los paquetes recibidos a la fecha.